domingo, 17 de junio de 2012

¡¡ FONDO !!


                            Sumergible tipo VII, marina de guerra alemana. II guerra mundiál.
                            Rescatado del fondo marino del mar del Norte.

                                     
                                           Wild Ways ( Maneras salvajes ) Peter Cetera
                                     


«La crisis no es simplemente el resultado de una burbuja  incontenible, solo ha sido posible por la incompetencia e impotencia de los reguladores, no ha sido simplemente un error y no 
refleja, básicamente, baches regulatorios. Hay un fallo sistémico en el sistema asociado con seleccionar, implementar, asesorar y reformar la regulación bancaria»



James R. Barth y Gerard 
Caprio, economistas.



"El presupuesto debe equilibrarse, el Tesoro debe ser reaprovisionado, la deuda pública debe ser disminuida, la arrogancia de los funcionarios públicos debe ser moderada y controlada, y la ayuda a otros países debe eliminarse para que Roma no vaya a la bancarrota. La gente debe aprender nuevamente a trabajar, en lugar de vivir a costa del Estado."

Marco Tulio Cicerón, cónsul, jurista y filosofo romano. 106-43 A.C.



¡¡ Fondo !!. Era el grito que resonaba en el puente de mando de los submarinos, en la maniobra final para evitar el ataque feroz con cargas de profundidad de los destructores que les daban caza. Tan solo quedaba la esperanza de confundirse con el fango. Ya no quedaba a donde huír.


















El pasado domingo día 11 de Junio, nos desayunamos con la noticia de que el Banco Central Europeo va a inyectar cien mil millones de Euros en la banca española para evitar su quiebra.


El pasado sábado, decido llamar a una vieja amiga. Nos conocemos desde mi lejana adolescencia. Nuestra amistad, ha superado nuestros amoríos, el tiempo, la distancia y un par de matrimonios fallidos de ambos.

- ¿ Que tal te encuentras, preciosa ?.
- Rodrigo, he conocido tiempos mejores. Ayer, me atropelló un coche.
- ¡¡ Coño !!. ¿ Y como estás, quiero decir físicamente ?.
- Podría haber sido mucho peor, tan solo tengo un tobillo esguinzado. Tengo muchas ganas de verte, Rodri. Podrías venir mañana a comer a casa. Te invito, porque no estoy como para salir por ahí.

Pienso durante unos instantes.

- Humm, de acuerdo, pero cocino yo, y me encargo de hacerte la compra. Haré alguna cosilla sencillita. No estás como para pasarte la mañana cocinado de pié. ¿ De acuerdo, que te parece un buen lomo de bacalao en tomate ?.
- ¡¡ De acuerdo !!. De todas formas, siempre has cocinado mejor que yo. Pensaba hacer una tortilla de patatas para los dos.

Pasamos juntos el mediodía del domingo juntos en la cocina conversando. Ella me acompaña sentada en un taburete, con la pierna dañada estirada sobre otro. Hacia bastante tiempo, años,  que no compartíamos un buen rato juntos. 

Una cocina ajena, es un territorio extraño, un lugár intimo que invades, y donde te cuesta ubicarte. Mientras cocino unos hermosos lomos de bacalao en un lecho de salsa de tomate casera, nuestra conversación gira alrededor de nuestras separadas vida en lo ultimo años, y ella me guía en la ubicación de los diferentes utensilios que necesito para cocinar.

Ya sentados a la mesa, la observo con mas calma. El tiempo, ha dulcificado algo su belleza casi agresiva, con unas ligeras arrugas que no le sientan mal en absoluto. Me parece incluso mas bonita ahora que hace treinta años. Sin maquillaje, su piel reluce como el mármol rosado. Vestida con una sencilla bata de raso, y el pelo recogido, transpira una belleza serena. A mi en cambio, el tiempo me ha transformado en un "bulldog" de mirada adusta.


La conversación gira hacia la actualidad, la noticia del día. Aparece en la portada del periódico que he traído para ella.


- ¡¡ Cien mil millones de Euros, Rodri. Que barbaridad !!.
- Pues sí, Núria. Casi la cifra que la F.A.O. ha presupuestado para eliminar el hambre en todo el mundo durante un año. Sesenta y seis mil millones de Dolares. Dividiéndola entre los habitantes de este país, salimos a dos mil y pico de Euros por cabeza. Y eso, sin contar el dinero que el estado ha inyectado previamente en los bancos. Aunque esto, llega demasiado tarde.
- ¿ Tarde ?. 
- Se tendria que haber hecho hace tres años, cuando empezó esta situación de caída libre del sistema financiero, y los bancos cerraron el crédito a las empresas, provocando quiebras en cascada que han llenado las oficinas del desempleo de parados.
- Como han cambiado las cosas en este tiempo. ¿ Te acuerdas de cuando nosotros. . . de cuando tenias diecisiete ?. Que diferente era todo.


El silencio se hace entre los dos mientras damos cuenta de nuestros platos. Una suave brisa refrescante entra en el salón comedor desde el balcón. Fuera, en la calle, reluce el sol. El calor del verano que está al llegar, invade las calles.

- Vivíamos en el paraíso, Núria. Aunque entonces no lo sabíamos. ¿ Recuerdas nuestro pequeño mundo en el Ensanche de Barcelona ?.
- Si, por entonces el mundo me parecía mas grande, y aquél barrio encerraba todo nuestro universo. Allí estudiamos, allí empezamos a trabajar. Teníamos la diversión de los fines de semana a cuatro o cinco manzanas de casa. Los bares musicales de barrio, en la calle de Londres, en la de Aribau, las discotecas. Trauma, Up & Down, Bikini, Blue Moon. Ni siquiera necesitábamos coger un coche.
- Ufff. Un coche. En aquella época, tener dieciocho y ser dueño de un coche de segunda mano, era ser un privilegiado. Poder ir a las playas de Sitges cruzando las cuestas de Garráf con un "seiscientos" era toda una aventura.
- Si. Pero tu y yo nos quedábamos en las playas Castelldefels, usando la red de trenes de cercanías, ¿recuerdas ?.
- Vaya que si recuerdo. Los trenes llenos que vomitaban su carga en el apeadero. Tus bikinis espectaculares, y las peleas que tenia yo con los "moscones" de playa, que se acercaban con la esperanza de ligar contigo. ¿ Sabes ?, sigues estando tan guapa ahora como entonces.


Una luz suave ilumina sus ojos mientras retrocede en el tiempo.

- Gracias Rodri. Aquella época era como el Cámelot mítico, ¿ que nos pasó, que fue de ella ?.
- Pues que nos vendieron un falso mito de progreso, nena. Le vendimos nuestra alma y nuestro tiempo a algo que no valía la pena. Lo primero, fue sacarnos de Barcelona y "colocarnos" en un adosado en mitad de ninguna parte, con la excusa de la "calidad de vida". ¿ Que calidad de vida ni niño muerto ?. Vivir en nuestro viejo barrio si que era calidad de vida. Teníamos todo lo necesario para vivir en cinco minutos de paseo. Después, vino la fiebre de la velocidad y el lujo. Comprate un "BMW" o un "Mercedes", mas lujoso que el de tu vecino, y págalo con un crédito a diez años. Tan solo, para que te acribillen a multas por exceso de velocidad, y para dormitar después en los atascos de los accesos a Barcelona.
- Visto así, parece bastante patético. Y realmente, creo que lo ha sido.
- Una parte de este desastre, es culpa nuestra Núria. No hemos tenido el suficiente criterio para distinguir lo que necesitábamos realmente, de lo que nos vendieron. Y por otra parte, tenemos la maldición de la casta de políticos incompetentes y corruptos que no han sabido gestionar este país. Esta vez, se les han ido las manos demasiado.

Recojo la mesa, y limpio los cubiertos y los cacharros en la cocina, mientras ella descansa en el sofá. Una vieja canción de Peter Cétera, suena en el fondo de mi mente como banda sonora.


Hago un par de humeantes tazas de café, que llevo hasta la mesilla de centro frente al sofá. Ella me indica que abra el mueble bar, tiene una sorpresa para mí. Lo hago, y encuentro una botella de mi marca favorita de bourbon precintada, sin abrir.


- Era lo menos que podía hacer por ti, Rodri. Se la encargué ayer a una vecina, quería agradecerte todas las molestias de hoy, y tu compañía.
- Gracias Núria. ¿ Como has recordado mi marca favorita de licor ?.-  Ella me mira con una leve sonrisa.
- Hay cosas que siempre se recuerdan.


Compartimos el café y dos generosas dosis de licor.

- ¿ Crees que saldremos de esta, Rodri ?. Empiezo a sentirme algo asustada.
- Saldremos, creo que ahora realmente hemos tocado fondo de verdad. Aparte de la regeneración económica, creo que necesitamos una regeneración moral, ¡¡ todos !!. Los políticos, los empresarios, y nosotros. La época del "todo vale" tiene que llegar a su fin, y aquí, alguien tendrá que responder de todo esto. No es como antes. Ahora, vivimos en la época de las comunicaciones, y tenemos una capacidad de movilización tremenda. 
Pero a la generación que ahora ronda los treinta, ¡¡ le falta la mala leche que teníamos nosotros en la época de la transición !!.
- Si, la teníamos. Y creíamos que nos íbamos a comer el mundo, ja, ja.
- Y si nos descuidamos, el mundo se nos come a nosotros.


Ella pasa un brazo por mis hombros, y deja un suave beso sobre mi mejilla.

- Nunca dejaste del todo de ser aquel rebelde peleón con acné.
- Es verdad, y alguna vez, me ha costado  serias discusiones. Me han tachado de "extremista", "iluso", "bolchevique", "rojo trasnochado". Me han dicho lindezas como "vete a vivir en Corea del Norte, con los tuyos", y cosas parecidas. 
Ahora, los mismos, son los que mas berrean contra las injusticias del sistema, contra los deshaucios, y contra todo lo que se menea. Pero durante años, han estado durmiendo el sueño de los justos, acunados por un pseudo-democracia que funcionaba con una papeleta cada cuatro años, sin ningún elemento de control sobre los electos. 
Y cuando dormimos de una forma tan profunda, los monstruos siempre crecen en la oscuridad.


La tarde ha pasado como un suspiro. Decido que ha llegado la hora de marcharme, y de dejar que ella descanse en paz. Su tobillo, aparece hinchado bajo la venda elástica. Me acompaña por el pasillo, cojeando levemente y apoyada en una muleta. 

- Sigues siendo la mujer mas guapa que he conocido.
- No seas tonto, Rodri, Estoy en la menopausia. Hay días en los que salto por encima de los montes, y otros, en los que me arrastro por el suelo. Y tengo una leve barriguita que no consigo bajar de ninguna manera. Además, hoy me has "cebado" con la comida tan rica que me has preparado, ¡¡ y encima no puedo hacer mis ejercicios de gimnasia !!, ja, ja.


Su sonrisa ilumina el pasillo, vuelve a ser otra vez la muchacha inquieta y salvaje que conocí. Me besa levemente en los labios.


-  Vuelves a estar solo otra vez, ¿ verdad ?.
- Si Núria. He vuelto a aterrizar de panza sobre la realidad. y he vuelto a dejarme partes de mi mismo escampadas por la pista de aterrizaje. Pero esta vez, voy a tomarme un buen tiempo para reflexionar. Quizás, estoy buscando un espejismo que no existe.
- Me gustaría volverte a ver cuando pueda volver a caminar con normalidad.
- Llámame, búscame.


Le devuelvo un leve beso.

Mientras cruzo la ciudad en el metropolitano, una estrofa de la canción no hace mas que repetirse en mi pensamiento.


                                    " ¿ Que fue de nuestras maneras salvajes,
                                           del furioso ritmo de nuestros jóvenes días ".


¿ Como demonios han conseguido adormecernos y domarnos a todos ?.








Para terminar, un enlace con un articulo interesante, aquí. Hay versión en catalán y castellano en dos PDF. Nuestro peor enemigo, somos nosotros mismos.


6 comentarios:

  1. Me ha encantado este relato de un Domingo lleno de economía, filosofía de vida, recuerdos, y ternura. Mucha ternura.

    Me has recordado una de mis pelis favoritas. "El amor es lo que tiene". Los protas Ashton Kutcher y Amanda Peet, se conocen en el aeropuerto, y entre muchas idas y venidas, siempre acaban por volver a verse. Y al final acaban juntos claro. Durante uno de sus encuentros, viajan en coche, cantando a ritmo de "If you leave me now" de Peter Cetera. Gracias por recordarme esa canción y ese momento de la peli, que es super nostálgico. A veces solo con eso, una persona cantando junto a nosotros, la vida es bella y merece la pena detener el momento y regresar a él con cierta melancolía.
    Entre todo, siempre hay personas que al volverlas a ver nos recuerdan quienes fuimos. Y es bonito tener esas personas cerca.

    Y respecto a tu pregunta, solo consiguen adormecer a los que nunca sintieron sus ideales, a los que solo los expresaban por moda. Seguro que en el fondo de tu corazón, esos ideales siguen intactos. Lo sé por tus palabras. No están dormidos, están en letargo esperando el momento adecuado. Porque somos humanos, y a veces esas ganas de comernos el mundo hace que nos atrangantemos, y debemos recuperar las fuerzas perdidas durante el trayecto.
    Nos aburguesamos, pero en el fondo siempre seremos esos niños rebeldes. Y es ese niño que llevamos dentro es lo que nos diferencia de los demás.

    Un abrazo y nunca silencies a ese niño!!

    Rebeca.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Un abrazo, Carlos.
      Me alegro de tener noticias tuyas.

      Eliminar
  3. Hermoso y sentimental reencuentro...
    Cuando Nuria vuelva a caminar, llévala a ver el submarino reflotado...
    ;-)

    abrazo

    ResponderEliminar
  4. Lucrecia, Dinamarca me pilla un poco lejos, y para "chatarra", yo mismo sirvo.

    Besos.

    ResponderEliminar

Si has leído mis desvaríos y tienes algo que aportar, hazlo aquí.