miércoles, 18 de octubre de 2017

CHICAGO, ILLINOIS, ESTADOS UNIDOS.



Un buen amigo mio y compañero desde la infancia, es profesor de filosofía. Desde hace décadas, mantenemos conversaciones y discusiones acerca de lo divino y de lo humano cada vez que nos encontramos en reuniones y celebraciones.

Si hay algo que me ha quedado claro de su experiencia en el mundo del pensamiento y la realidad humana, es que cualquier idea, ideología o situación humana o política, tiene que poder soportar extrapolaciones entre cualquier grupo humano, poder cambiar los puntos de vista por los opuestos, y solo si así se mantiene integra, puede acercarse a la realidad y ser válida.

Vamos a hacer un pequeño ejercicio de pensamiento con los hechos del cerco a la Guardia Civíl y a la policía judiciál en la Conselleria de Hacienda en Barcelona el pasado 20 de Septiembre.

Para eso, vamos a buscar un país democrático donde no haya "presos políticos"

Creo que estaremos de acuerdo en que en Estados Unidos, no existen los presos políticos como tales. Y además, es el cúlmen de la democracia. 

Esto último lo digo porque si un tipo como Donald Trump puede llegar a la presidencia del país, votado por multitudes de garrulos y catetos del medio oeste y el profundo sur, es única y exclusivamente porque la democracia de  : "un hombre, un voto" funciona perféctamente.

Ergo Estados Unidos es un modelo de democracia, exáctamente como la del "mandato democrático inapelable", que exigen algunos por aquí

Busquemos una ciudad similar a Barcelona en la geografía del pais. Chicago nos podria servir perfectamente. Es la puerta del país que comunica la costa este con la zona central. Ciudad industrial y comercial, muy similar a Barcelona.

Estoy paseando por el centro de la ciudad, y en la esquina de la calle Washington con LaSalle veo tres furgones Chevrolet Escalade de color negro y vidrios tintados, con las luces de emergencia conectadas. Los de la policía federal, el FBI, están realizando una diligencia en uno de los edificios situados allí.

Soy miembro de la Asociación Americana por las Libertades de los Oprimidos, una organización que defiende los derechos de las minorías, y odia profundamente a los del FBI por sus supuestos métodos expeditivos y dictatoriales contra las minorias.

Mediante Wassap, convoco a todo aquél de la asociación que esté cerca a protestar contra la acción de los federales, sea la que sea, ya que son unos fascistas. En cuestión de media hora, mi mensaje se ha enviado y reenviado, y cientos de miembros y simpatizantes de la asociación se han congregado a las puertas del edificio, coreando consignas contra la opresión de los federales fascistas.  Los tres furgones de los federales, pagan las iras de la multitud. Se rompen vidrios, retrovisores, luces. Se destrozan los interiores, y de paso, nos apropiamos de media docena de rifles de asalto AR-15 del interior, con su respectiva munición. Los forramos de adhesivos de la organización, con propaganda, pintadas, y para que los federales no los puedan mover de allí, rajamos todas las ruedas.

Para animar la fiesta, trepo al techo de un vehículo, y con un megáfono, insisto en el carácter no-violento de la protesta, a pesar del estado en que hemos dejado los tres vehículos, de que hemos colapsado el tráfico en el centro de la ciudad, y de que los federales y el secretario judiciál no se atreven a salir del edificio intimidados por la multitud.

La Policía Metropolitana de Chicago, que tiene viejas rencillas con los federales, en un momento de "inspiración", decide no intervenir, dado el carácter "pacifico" de la protesta, y para no ocasionar un "tumulto incontrolable".

Como la cosa no tiene tintes de acabar, avisamos a unos "colegas" para que nos acerquen agua y bocadillos y pizzas a los manifestantes, y de paso, hacemos unos dólares, que para eso somos de Chicago.

Después de mas de doce horas de cerco, el secretario judiciál abandona el lugar saltando por las terrazas, y saliendo a la calle a través de un teatro próximo. Los federales, tras una negociación con la Policía Metropolitana, salen como pueden del lugar, abandonando los vehículos destrozados.

¿ Alguien cree que esto hubiese sido posible en Chicago ?.

No lo creo. En primer lugar, los del FBI disponen de grupos especiales SWAT, especializados en resolver de una manera contundente situaciones como esta. Y cuando digo contundente, me refiero que primero "sacuden" o disparan, y después preguntan.

Por otro lado, la Policía Metropolitana de Chicago habría actuado de acuerdo con su obligación, sacar a los federales sitiados, y detener y llevar delante del juez a los responsables del lio.

Y una vez delante del juez, también federal, por supuesto, con los delitos de resistencia a la autoridad, secuestro, robo de armas de fuego y estragos en material del estado, los cargos no saldrían por menos de diez años de cárcel.

Pero claro, siempre habrá quién me diga que fué una protesta pacífica, que los guardias civiles y los funcionarios no estaban retenidos, y que se repartían abrazos y flores. Cinco o seis mil personas, repartiendo abrazos y flores descontroladamente, pueden ser muy intimidantes.

De lo pacífica que fué la protesta, nos da una idea la fotografía de abajo. Es el estado en que quedaron los tres vehículos de la Guardia Civil.

Como indica mi amigo burgalés Temujín en su "blog", hoy se han conocido en Francia las condenas a unos manifestantes radicales por quemar un coche de la policía en París : hasta siete años de cárcel en algún caso, cinco años en otro. Los condenados, estaban en prisión preventiva desde los hechos. 

Ya,  ya lo se, en Francia no tienen una democracia auténtica, ni un "mandato democrático inapelable".

Será eso.

Saquen conclusiones ustedes mismos de esta comparación.







sábado, 14 de octubre de 2017

LAS CEBOLLAS REBELDES



Sábado. El dia de la semana en que un servidor dedica algo de tiempo a cocinar el menú del mediodía.

En casa somos amigos de los platos simples y contundentes, pero elaborados con buenos ingredientes, y sobre todo, hechos con mucho cariño.

Regreso del paseo matutino con los "chicos" despues de haber pasado también por el quiosco para conseguir la prensa del dia.

Hoy toca elaborar una tortilla de patatas. Es uno de esos platos que aparentan una cierta simplicidad de elaboración, pero que son engañosos. Elaborar una buena tortilla de patatas es toda una suma de detalles precisos y cuidadosos. Sobre todo, con los ingredientes.

Así que en la cocina limpia y ordenada, dispongo los ingredientes sobre el mármol. Un buen aceite de oliva vírgen andaluz escogido, no por nada soy descendiente de aceiteros andaluces. Unas exquisitas patatas gallegas de montaña, consistentes y gustosas. Unos huevos de corral de Teruel, de gallinas alimentadas en libertad. Y un buen par de cebollas moradas de Figueras, que aportarán suavidad, aroma y melosidad al conjunto.

Me dispongo a tomar un nuevo café, leyendo la prensa del dia, que continua preñada de noticias sobre la no-independencia feroz que nos ataca. Acabo ensimismado solucionando los "sudokus", para desconectar un poco de la paranoia en la que nos hemos instalado.

En medio de mi baile de números y coordenadas, me parece escuchar unas voces procedentes de la cocina, que aparentan una discusión acalorada. 

Lo achaco a los vecinos de la lado. Nunca he conseguido entender como una mujercita de apenas metro sesenta puede tener ese vozarrón digno de un vendedor de mercadillo semanal.

El run-run de la discusión me hace prestar mas atención. No procede del piso de al lado, ¡¡ es en mi cocina !!. ¿ Pero si estamos a solas los perros y yo en casa, quien coño habla ?.

Algo acojonado, no lo voy a negar, y con un paraguas en la mano ( lo mas parecido a un arma que he podido encontrar en casa ),  entreabro la puerta de la cocina para seguir escuchando con más claridad.

Las dos cebollas, ¡¡ hablan, y además, están arengando al resto de los ingredientes !!.

- ¡¡ No, y nooooo !!. Nosotras nos separamos. No os aguantamos más. Tú, aceite, ¡¡ nos robas nuestro aroma y nuestro espíritu !!.  Vosotras, patatas. ¡¡ Nos tapais, nos ocultais y no se nos distingue en la tortilla !!.  Ahhhh, y vosotros, huevos. Sois los peores de todos. Nos cubrís con vuestra viscosidad, y ahogais nuestras ansias de libertad.

Oigo un murmullo de respuesta de los otros ingredientes, que nos consigo descifrar ni entender.  
Las cebollas, prosiguen con su soflama reivindicativa 

-¡¡ Por eso, y despues de votar, vamos a ejercer nuestro mandato democrático inapelable, y nos vamos de aquí !!.  ¡¡ Adiós tortilla !!.

Las cebollas saltan de la encimera al suelo, y aprovechando la puerta entreabierta, cruzan rodando a toda velocidad el comedor. Enfilan la puerta abierta del balcón, y colándose entre los barrotes de la baranda, saltan a la calle. "Atila" y yo nos miramos con cara de asombro, y nos precipitamos hacia el balcón.

Al asomarnos, "Atila" y yo contemplamos a las cebollas sobre el asfalto dos pisos mas abajo. Por la calle adelante, llega el barrendero del barrio, un hombre mayor, al que le queda poco tiempo para jubilarse. Se dirige hacia las cebollas escobón y capazo en mano. Se le escucha rezongar en voz alta.

- Si es que esto está hecho una mierda desde que llegaron todos esos extranjero. Primero, las bolsas de basura en las papeleras, porque a esos cabrones no les da la gana llegarse a dejarlas en los contenedores. Ahora, verduras pasadas tiradas en medio de la calle. ¿ Que coño será lo siguiente ?.

Con un hábil golpe de escobón, las cebollas desaparecen dentro del capazo, rumbo al carrito de la basura.

Toda una metáfora de la vida. De ser unas estupendas y apetitosas cebollas moradas, a material destinado al triturado y compostaje en un solo instante.

"Atila" obsequia al barrendero con un par de ladridos cariñosos, y yo vuelvo a la cocina pellizcandome un brazo para saber que estoy despierto y no estoy soñando.

Pues me he quedado sin cebollas para la tortilla, y si me entretengo en volver a comprar algunas, no voy a tener el almuerzo listo a tiempo, Cocino la tortilla con el resto de ingredientes, y preparo también una buena ensalada a base de lechuga fresca.

Acabo justo a tiempo de que se enfríe lo suficiente antes de que llegue rendida de trabajar y hambrienta la señora Estupenda..

Ya en la mesa,  Estupenda y yo nos repartimos la tortilla recién hecha mientras en la televisión emiten el telediario de la tarde.

Estupenda frunce algo el ceño al probar la tortilla.

- No está mal, Rodrigo, pero a esta tortilla le falta algo, ¡¡ está como insípida !!.

- Ya, es que no lleva cebolla.

- Pero si tenias un par de ellas en la nevera, ¿ porqué no las has usado ?.

- Bueno.... es que, ¡¡ ejem !!,  es que las cebollas han decidido ejecutar un mandato democrático inapelable, y darse a la independencia y a la fuga.

- Rodrigo, ¡¡ te tengo dicho que esa medicación que tomas para la lumbalgia no se puede mezclar con el alcohol !!,  todo junto provoca alucinaciones. ¿ Man-da-to   de-mo-crá-ti-co   ina-pe-la-ble ?.  ¿ De que me suena a mi eso ?.

Miro a "Atila" que esta sentado en el suelo a mi lado. El perro cruza su mirada conmigo, y despues gruñe y ladra en dirección al balcón abierto.

- Mira Estupenda, la próxima vez que necesitemos comprar cebollas, compra las de Fuentes de Ebro, por favor. Son igual de melosas y buenas.

- ¡¡ Ah !!, ¿ si ?.  ¿ Porqué, que les pasa a las de Figueras ?.

- Es que son algo conflictivas, cariño.

-  ¡¡ Ayyy, por Dios!!, cada dia que pasa estas mas raro, Rodrigo.

Seguimos comiendo en silencio, mientras escuchamos de fondo el noticiario.

- ¡¡ Noticia de última hora !!. Uno de nuestros periodistas casualmente ha sorprendido a la Vírgen de Montserrat tomando un AVE hacia Zaragoza en la estación de Sants de Barcelona.

Aparece una fotografía en pantalla donde se distingue a la Virgen con el niño en brazos, arrastrando una maleta con ruedas por los andenes de la estación. Le sustituye la imagen del presentador del telediario.

- En una exclusiva para nuestra cadena, la Virgen de Montserrat ha declarado que cambia su sede social al Monasterio de San Juán de la Peña, y que antes pasará unos dias en Zaragoza en compañía de su amiga, la Virgen del Pilar.  - Lo siento, pero ha sido una decisión meditada, ¡¡ ya no lo soporto más !!, entre todos me tienen ya negra, ¡¡ negra !!.-

A Estupenda, con el pasmo,  se le cae el trozo de tortilla que se llevaba a la boca en esos momentos.

- ¿ Habías dicho algo sobre mis alucinaciones, cariño ?.









lunes, 9 de octubre de 2017

CARTA ABIERTA A MARTA TORRECILLAS






Apreciada Marta, espero que cuando puedas leer estas líneas, hayas mejorado de esa capsulitis que sufres en el dedo de la mano izquierda.

Tengo que reconocer que el pasado dia uno de Octubre, se me pusieron todos los pelos de punta al contemplar en el video como los antidisturbios de la Policía Nacional te desalojaban por la fuerza del vestibulo del colegio Pau Clarís donde se habia instalado un improvisado colegio electoral para el simulacro de referéndum sobre la independencia de Cataluña.

Los otros videos que circulaban por la red a aquellas horas no dejaban muchas dudas sobre la violencia que los antidisturbios estaban "prodigando" para con los votantes y los integrantes de las mesas. Ancianos zarandeados y apaleados, con mascotas incluidas, en el mercado de Nou Barris, y por media Cataluña se repetían unas imágenes parecidas.

Lo confieso, la crudeza de tu desalojo del colegio me sobrecogió, y los comentarios que indicaban que te habían fracturado todos los dedos de la mano derecha, me indignaron, así que colgué el video en esta página, y acusé de ser un sádico al policía que te los había presuntamente fracturado aprovechando el forcejeo.

Pero tengo que disculparme con ese agente anónimo de la Policía Nacional y pedirle perdón. 

Nadie te fracturó un solo dedo el dia del referéndum. Con los dias, ha ido emergiendo la personalidad de la auténtica Marta Torrecillas.

En primer lugar, no estabas en el colegio en calidad de votante, como se dijo en en los primeros momentos, sino como miembro del comité organizador de la consulta, acreditada por la Generalitat de Cataluña.  
De hecho, podias imaginar cuales iban a ser las consecuencias de una intervención de la policía, y haber adoptado una actitud de no-resistencia a la clausura de la mesa, como la de la mayoria de las personas que te rodeaban en el momento de la intervención.

Bien, no voy a criticar tu actitud de resistencia a los anti-disturbios. Pero lo que si voy a criticar son todas las mentiras que vertiste sobre la policía a cuenta de ese video de apenas cincuenta y cinco segundos de duración.

Acusaste al policía de fracturarte los dedos de la mano izquierda intencionadamente, y de abusar sexualmente de ti con tocamientos indebidos en el pecho. Son unas acusaciones muy graves, que no has podido justificar de ninguna manera con un parte de atención médica.

Tan solo una capsulitis en un dedo de la mano izquierda, mano con la que tu sujetabas a uno de tus compañeros, y posteriormente al policía que te desalojaba fuera del vestíbulo escolar. Una capsulitis me parece una lesión razonable en el forcejeo que mantuviste con la policía en esos momentos.

Al dia siguiente y en lo sucesivos, te "paseaste" por algunos medios de comunicación exhibiendo la mano izquierda en cabestrillo. Para entonces, la quíntuple fractura era ya una capsulitis en varios dedos, que al final ha resultado ser tan solo en uno.

Pero lo que también ha emergido en los medios, es tu auténtica personalidad. Militante de Esquerra Republicana de Cataluña, en el año 2.015 te presentaste a las elecciones municipales en tu pueblo de residencia por entonces, Gallifa, y conseguiste un acta como concejal en la oposición. Habías hecho una campaña electoral bastante agresiva entre los dos centenares de habitantes del pueblo, vendiendo la impresión de que tu eras la solución a sus problemas en el municipio.

Hay un viejo refrán que dice : "pueblo pequeño, gran infierno". Parece que saliste de Gallifa algo "quemada" con alguno de sus vecinos, y ya no asístes desde hace tiempo a los plenos del Ayuntamiento, de hecho ya no resides allí. 
Dejaste la explotación por métodos ecológicos de los campos que trabajabas allí, aduciendo que el mundo rural era un feudo casi exclusivamente masculino, y que te salían grietas en las manos.

Los vecinos de Gallifa se quejan de tu "espantá" en el ayuntamiento, y de que deberías renunciar a la concejalía, dejando que otra persona ocupe el cargo al que tu no dedicas ni un solo momento de tu tiempo.

Con lo poco que he conseguido averiguar de tí, y sin ser psicólogo, veo en tu personalidad rasgos de inmadurez e irresponsabilidad. Y muchas ganas de notoriedad, un ego algo desmesurado.

Deberías plantearte si a cambio de los quince minutos de fama que te dió el video, vale la pena pasar a la pequeña historia de estos tiempos convulsos como una manipuladora y una mentirosa. Por no hablar de la gravedad de sembrar la crispación y la ira que sentimos muchas personas al creer en la gravedad de tus lesiones, y en el trato injurioso al que presuntamente te habían sometido

Si la mayoria de los "patriotas" catalanes son de tu talla moral, ¡¡ pobre Cataluña !!.

Las mentiras, las trampas y las manipulaciones, no llevan a ninguna parte, y mas tarde o mas temprano se descubren.

Sería todo un detalle por tu parte, aparecer en alguno de los medios informativos que tanta atención te prestaron hace unos dias, TV3 por ejemplo, para pedir disculpas por tus mentiras a todos aquellos que en algún momento te creímos, y nos diese alguna explicación. Te doy alguna pista : nervios del momento, estado de shock, etcetera.

Jugar con la credulidad de los demás, y añadir mas violencia y crispación  con falsedades a lo que ya estamos viviendo, me parece muy grave.

A pesar de todo esto, considero que la actuación de la Policía Nacional, fue desproporcionada y equivocada. Y lo malo, es que el responsable de este despropósito quedará impune, ya que para el gobierno sería muy incomodo abrir una investigación en estos momentos.  Seria reconocer explícitamente que se equivocaron, y no están ahora por esa labor. No quieren dar síntomas de debilidad.


Me despido de tí, esperando no volverte a ver en ninguna otra filmación como la que nos ocupa, ni haciendo proselitismo de tus ideas separatistas en ninguna parte. Adiós. 













jueves, 5 de octubre de 2017

IDENTIDADES






- Miercoles dia 4 de Octubre, 21 horas. regreso a casa despues del paseo habitual con los "chicos".  Una "cacerolada" españolista rompe la tranquilidad habitual del anochecer en mi barrio. Hay "vivas" a la Guardia Civil, a la Policía Nacional y a España. Los perros y yo, entramos en casa completamente atónitos. 

- Jueves dia 5 de Octubre. Tras la las visitas de la mañana, vuelvo a casa para seguir trabajando desde el despacho. Decido sentarme en un banco de la plaza que hay al final de mi calle para repasar los correos electrónicos recibidos.  Mientras tanto, un vecino ha sacado los altavoces del equipo de sonido, y ameniza el ambiente del mediodía con "Els Segadors", el himno nacional de Cataluña, el "cant de la Senyera", y otras composiciones patrióticas catalanas, como "L´Estaca", de Lluis Llách.


En los videos que he colgado, están mis dos identidades, que en realidad son solo una. Puedo cantar de memoria esa canción en las dos lenguas, por algo esa pieza es todo un himno para la gente de mi generación.

Malditos sean los que me quieran hacer renunciar a ninguna de las dos, porque soy como muchos, bilingüe desde mi infancia. Mi cultura es la de Jano Bifronte, adoro a Antonio Machado, pero también a Joan Salvat Papasseit, como el denostado Joan Manuel Serrat. Y me gusta leerles en sus respectivas lenguas.

No, nunca voy a aporrear una cacerola a favor o en contra de nadie, pero que nadie tampoco quiera hacerme elegir una sola bandera.

Porque entonces, renunciaré a todas, y las cambiaré por estas dos señoras estupendas que cantan  "Es Por Ti / Boixa per tú" .  Ellas serán mis banderas

Como dijo Estanislau Figueras, presidente de la Primera República Española ante las cortes :

" Señores, estoy hasta los COJONES de todos NOSOTROS ".

Figueras acabó exiliado en Francia.

Sensatez, dignidad, sentido común. Se que es mucho, pero es lo que necesitamos para salir del laberinto donde nos han encerrado la miopía de unos, y la insensatez y el miedo a ir a la cárcel de otros. 

Me gusta el silencio al anochecer.





https://www.facebook.com/unpaismejorquesusgobernantes/

lunes, 2 de octubre de 2017

VIOLENCIA INNECESARIA ( II )


Para todos aquellos que aún dudan de que la violencia ejercida por la Policía Nacional reprimiendo el conato de referéndum de ayer, ha sido excesiva y gratuita, les dejo este video donde podemos contemplar como de una manera gratuita, uno de los policías le fractura los cuatro dedos de la mano derecha a una votante, y despues la lanza escaleras abajo en el Instituto Pau Claris de Barcelona.

Es el resultado de darle una placa de policía a un sádico que no la merece.

Creo que las imágenes hablan por si solas

domingo, 1 de octubre de 2017

VIOLENCIA INNECESARIA.



 Ya he expresado más de una vez mi opinion sobre el referéndum de hoy : que si no es pactado y acordado en sus condiciones, sencillamente no es válido.

Pero lo yo no podía imaginar es que el estado hiciese uso de una violencia innecesaria a todas luces para cargar contra ancianos, mujeres, y hasta niños que hacen uso de su derecho constitucional a manifestarse.

Los han enviado para "proteger" nuestros derechos constitucionales.

¿ Pero quien nos defiende a nosotros, los ciudadanos, del uso retorcido de esa misma constitución ?.

El referéndum no ha podido realizarse con unas condiciones mínimas, y para mi, el resultado no es válido sea cual sea.

Pero el gobierno de Madrid, el señor Rajoy, ha perdido definitivamente la partida y el pulso contra el independentismo. Hoy mismo ha firmado su propio cese.

Este hombre pasará a la historia como Mariano I El Torpe.

Todas estas escenas, que se han repetido por toda Cataluña, no eran necesarias.

Adiós señor Mariano, no puedo decir que conocerle haya sido un placer.  Muchas grácias por acabar de dividir a la sociedad catalana.

jueves, 28 de septiembre de 2017

COLORES VERDADEROS ( RELATO, TERCERA PARTE )


Aquella madrugada Rosana volvió a despertarse con su sexo inflamado y húmedo. A su lado Ernest dormía plácidamente mientras balbuceaba algo ininteligible entre dientes.

- A saber que demonios estarás soñando ahora tú. 

Ella contempló el leve resplandor que se filtraba  a través de la persiana y se reflejaba en el blanco techo. Las luces del escaso tráfico de aquellas horas trazaban leves surcos de luz sobre el encalado. Un autobús nocturno resolló en la lejanía.

Se sentía completamente desvelada a aquella hora tan temprana. Se levantó en silencio y sin encender ninguna luz entró en el lavabo contínuo al dormitorio. Aquél era su pequeño "reino" particular en la casa, había dos cuartos de baño en el amplio piso, y cuando se mudaron allí años atrás, ella se había adjudicado para su uso exclusivo el contiguo al dormitorio.

Se sentó a horcajadas en el bidé, y abriendo el grifo, dejó que el chorro de água fria despejase de su vagina aquella viscosidad inútil que no sería de utilidad para ningún coito. No al menos aquella noche.

Se enjabono con delicadeza, no era cuestión de volver a despertar sus instintos reprimidos, se aclaró y se secó cuidadosamente con una toalla de tocador

Una vez en pié, aprovechó para descargar unas gotas de colirio relajante en sus ojos, y tras limpiarse el exceso de líquido de sus mejillas, le echó un vistazo detenido a su cara en el espejo. 
Mientras había devuelto a la normalidad a su coño sentada en el bidé, había vuelto a pensar en la idea aparentemente disparatada que había tenido tras la cena.

No era tan descabellada. Los rasgos de su cara eran parecidos a los de la ministra, y con un maquillaje adecuado, podria pasar por una hermana algo más jóven. Eso si, tendria que hacer algúna cosa con su peinado. Su hermoso pelo le llegaba hasta la mitad de la espalda, y aquella estirada mujer lucia una media melena cortada a la altura del cuello. Además, necesitaba un teñido "rubio ceniza".

Se guiñó un ojo a si misma. Se sentía algo perversa urdiendo aquella barbaridad. Era un sensación nueva, y bastante excitante.

Había encajado la última pieza de su plan, había comenzado la cuenta atrás.

Al comenzar el dia, desayunó frugalmente junto a un Enerst medio amodorrado. A pesar de que ella no había pegado ojo, aparentaba estar bastante más despierta que su marido, el cual había dormido toda la noche de un tirón.

Cuando Ernest se marchó rumbo a la oficina, ella se puso ropa de calle. Aquél dia no iba a trabajar en casa haciendo la última traducción que le había encargado la editorial para la que trabajaba a horas. 

Lo que tenia entre manos era una traducción bastante sencilla, una novela de una autora de "culebrones" sentimentales norteamericana. No entendía muy bien como demonios se podía vender tan bien un bodrio literario como aquél. 

Pero la cuestión es que aquella yanqui era una autora de éxito, y a ella le pagaban muy bien traducir aquellos muermos destinados a lectoras poco exigentes y ávidas de leer romances sencillos y planos. Y traducir aquella simplicidad literaria a ella le costaba muy poco esfuerzo.

Se tomó un segundo café en la cafetería que había en los bajos del edificio ojeando la prensa del dia mientras hacia tiempo para ir de compras a unos grandes almacenes de la Avenida Diagonal.  

La prensa del dia seguia con el asunto independentista. A medida que se aproximaba la fecha del supuesto referéndum, la tormenta política arreciaba mas cada dia.

- Ernest y sus correligionarios no saben muy bién donde se están metiendo.- Pensó doblando el diario y dejándolo encima.

A las diez en punto de la mañana, recién abiertos, cruzaba la puerta de los grandes almacenes rumbo a la planta de ropa femenina. Al ser martes, estaban muy poco concurridos a aquella hora, y podria hacer sus compras sin prisas.

En la sección de lencería, escogió dos pares de medias de color nacarado de su talla. Se llevó también un liguero de color negro, y un sujetador de blonda con transparencias. Sintió algo de apuro al preguntarle a la dependienta como se ajustaba el liguero. La muchacha le aclaró sus dudas con una amable sonrisa algo pícara.

En la misma planta, escogió un conjunto de chaqueta y falda de vestir, algo liviano, y una blusa de color claro con un apreciable escote. Había que realzar con él su "declaración de intenciones".

No necesitó elegir unos zapatos adecuados. En el fondo de armario había un par de ellos con unos tacones vertiginosos, que solo había usado en una boda familiar, y cuyo uso habitual ella había desechado por la incomodidad que le producía caminar con aquellos taconazos.

De regreso a casa con la compra, pasó por el bazar chino y compro en el el tanga que había llamado su atención con aquél bordado extravagante dias atrás, la tarde de su consulta a la sexóloga.

Le pareció ver una sonrisilla canalla en la cara del chino cuando este le devolvió el cambio y puso las exiguas braguitas en una bolsa de plástico.

Aquél chino no tenia ni un solo pelo de tonto.

( Continuará ).