martes, 13 de noviembre de 2018

UNA DE MOTOS Y DE "MOTEROS"


El pasado domingo se celebró en Hospitalet del Llobregat la edición de la primera concentración de motocicletas de la ciudad.

Hubo suerte, y el clima acompañó al evento.



Hubo bastante asistencia de público toda la mañana



Una parte de las maquinas concentradas






Un ejemplo de "custom", personalización de la motocicleta a gusto del usuario


Un ejemplo de las ultimas tendencias en diseño.

Las lineas clásicas siguen teniendo adeptos.


Hubo representación oficial de marcas, en este caso de Triumph, que sigue
produciendo máquinas notables. 


Y aquí, la "reina" de la fiesta, la versión actual de la mítica 
"Electra Glide" de los años sesenta de Harley Davidson.




No podían faltar las versiones en triciclo, como esta. . . . 


. . .  . . o esta otra


Con algún detalle simpático, y es que bajo ese aspecto de tipos
duros, la mayoria de los "moteros" son unos sentimentales.

" Ride to live, live to ride"

( "Cabalgo para vivir, vivo para cabalgar" ).

En fín, una mañana agradable, donde los adictos a las maquinas exhibieron  orgullosos sus"burras", se intercambiaron trucos y consejos, se consumieron unos cuantos litros de cervezas y bocadillos, y las calles retumbaron con el ruido de los motores en "uve".

Esto, también es cultura, y más en un lugar como Barcelona, donde la industria de la motocicleta fué pionera en la motorización del país, y donde existieron mas fábricas y marcas de las que yo puedo recordar, y que hoy son historia casi olvidada.

Un patrimonio industrial y cultural que en otro lugar seria motivo de orgullo, pero que aquí a nuestras autoridades no parece preocuparles. Están mas por la promoción de la "ratafia", el licor nacional de Cataluña

Lo siento, yo soy mas de "Bourbon" o de Orujo Gallego, la "ratafia" es para las abuelas.

Y os dejo con una joya de los principios del "pop" nacional. Todo un himno para los viejos moteros.



viernes, 9 de noviembre de 2018

CONCIENCIA DE PUEBLO



Hoy se cumplen ochenta años.

A las 23,55 horas del 9 de Noviembre de 1938, la jefatura centrál de la Gestapo, la siniestra policía política nazi emitió desde Berlín un telegrama a todas sus delegaciones en Alemania :

" En breve se producirán en toda Alemania acciones contra los judíos, especialmente contra sus sinagogas. No deben, repito, no deben ser obstaculizadas. Sin embargo, en consulta con la policía regular debe asegurarse que se puedan prevenir los saqueos y otros excesos particulares ".

Era la señal del comienzo de lo que despues se conoció como "la noche de los cristales rotos". La orgía de furia y odio nazi contra los judíos causó la destrucción de mas de un millar de sinagogas, incontables negocios y comercios propios o regentados por judíos, y la muerte directa de casi un centenar de personas

Aquella noche de la infamia, escuadras de "camisas pardas"  y miembros de las SS, cumplieron al pié de la letra las instrucciones de Berlín.

Mientras tanto, aquella noche,  el resto del pueblo alemán asistía con indiferencia a la destrucción y a la persecución de sus conciudadanos de religión hebrea. Y aquí tengo que hacer hincapié en un detalle : aquellos judíos victimas de la violencia racista, eran tan alemanes como el resto de sus paisanos católicos o protestantes.

Digo esto para desmontar la falacia de que los judíos pertenecen a un supuesta "raza" aparte. 

El judaísmo, no es otra cosa que una religión. Un "vikingo" noruego de dos metros de altura, rubio y con ojos azules, puede ser perfectamente judío, siempre que cumpla los requisitos y preceptos que dicta la religión hebrea.

Y vuelvo a insistir en que en aquella noche, nadie, ni siquiera los diferentes cuerpos de bomberos movieron un dedo para impedir aquél crimen.

Al dia siguiente, 10 de Noviembre, unos 30.000 judíos fueron arrestados en toda Alemania, y enviados a los campos de concentración de Dachau, Buchenwald y Sachsenhausen. 

Especial atención pusieron los nazis en capturar a los mas adinerados entre la comunidad hebrea. El expolio económico para sanear las finanzas estatales al borde de la bancarrota, también estaba entre los inconfesables objetivos de los nazis.

Los nazis intentaron establecer lo que llamaron "conciencia nacional alemana" que perseguía establecer un catálogo férreo de lo que significaba ser alemán según su doctrina. Esto abarcaba "peculiaridades raciales", una supuesta "cultura alemana ária" e incluso intentaron inventarse un pasado legendario a través de la Ahnenerbe, un departamento del ministerio de propaganda nazi que trataba de descubrir las raíces ancestrales del pueblo ario, incluso descubrir la localización de la mítica Thule.

Hitler, un psicópata bastante inteligente, renegaba en privado de esta parafernalia pseudo-cultural, que era una auténtica obsesión para Heinrich Himmler, su mano derecha y siniestro jefe de las SS.

Hitler era realista, conocía perfectamente que el origen  ancestral de pueblo alemán, eran las tribus germánicas, bastante míseras por cierto, que poblaban las llanuras entre el Rhin y el Oder en el siglo primero antes de Cristo, y que habían progresado gracias al contacto en las fronteras con el Imperio Romano, hasta que en siglo III de nuestra era, y equipados con tecnología militar romana, fueron capaces de cruzar el Rhin helado un invierno, y desparramarse por media Europa.

Resumiendo, he aquí todo un ejemplo de lo que supone inventarse un pasado, buscar "enemigos del pueblo", e inculcar una "conciencia de pueblo" artificial.

En tiempos como los que vivimos, no está mal echar la vista al pasado, y recordar efemérides tristes como las de hoy. Tendrían que servirnos de vacuna contra los delirios nacionalistas.

No deja de ser una paradoja, o quizás pura ignorancia, que en una dia como hoy la Asamblea Nacional de Catalunya se les ocurra publicar una lista de empresas y comercios afines a la independencia.

Creo que salvo para los ingenuos,las listas, cualquier lista tiene un doble significado : o estás en ella, o no estas.

Y el publicar una lista de estas características, significa también identificar a quién NO está en ella.

No se muy bién quién asesora en general al movimiento separatista catalán, pero desde luego no es nada sutil, porque empieza a haber bastantes paralelismos entre nuestros "separatas" y los nazis :

-- Lista de empresas y negocios afines de la causa Los nazis identificaban los negocios y las empresas propiedad de judíos con pintadas en fachadas y escaparates, y con la presencia ante ellos de algunos miembros de los "camisas pardas" que "amablemente"  informaban de que un "buén alemán", no debía comprar allí.

-- Procesiones de antorchas. Una práctica muy estimada por las SA y SS nazis, que solían hacerlo alegremente ante la Cancilleria del Reich. También es una práctica muy apreciada por los "chicos" del "Ku Klux Klan" norteamericano.

-- Excursiones a montes como el Puigsacalm. Otra práctica muy apreciada por las juventudes del partido nazi. Periódicamente ascendían a los montes del Tirol austríaco, uniformados y entonando himnos patrióticos para curtir el cuerpo y el alma de los jovencitos, consagrados definitivamente así a la "fe".

También en alguno de nuestros idílicos pueblos de la Cataluña interior, se ha señalado en carteles pegados en paredes, a los no-separatistas del pueblo con fotografías, nombres y apellidos, y pidiendo el "boicot" hacia ellos

Lo dicho, no se quien los asesora en asuntos de propaganda, porque están dando una imagen pésima de su ideología de fondo.

Es lo que provoca la mas absoluta ignorancia mezclada con el fanatismo. 

Estos dias he leido en alguna parte lamentaciones de algún separatista deplorando la falta de "conciencia como pueblo" que tenemos la mayoria de los catalanes.

Y yo he pensado "menos mal", porque viendo lo que pasó en Alemania a partir de 1.933 se me pone el vello de punta.

Porque entonces, el pueblo alemán si tenia "conciencia de pueblo".



viernes, 26 de octubre de 2018

VICIOS PEQUEÑOS ( XVI )


Lo de ocasiones anteriores, partiendo de estos plasticos :







. . . .  después de un laborioso montaje, y una fase de pintura mas laboriosa aún, he consiguido llegar a esto  :












Otro "Tiger I", que en este caso, es un regalo para un amigo, fanático de un juego de combate de tanques "on-line"  ( a mi me aburre soberanamente ), y que tiene este modelo de carro como "fetiche" particular.

No es de extrañar, este carro de combate fué la "bestia parda" de los aliados durante la liberación de Europa. 

Adjunto un video, es una secuencia de la pelicula "Fury" estrenada hace un cuatro años.

La secuencia cinematográfica no exagera nada, el comandante de carro Michael Wittman, al mando de este mismo blindado, destruyó el 13 de Junio de 1.944 en Villers-Bocage catorce carros blindados y quince vehículos de transporte enemigo en solo 15 minutos. Tuvo que retirarse al haber agotado las municiones, y averiarse la caja de cambios del "Tiger".



miércoles, 24 de octubre de 2018

NOCHE SOBRE LOS MARES ( EPILOGO )


Las largos dias y noches en un hospital, dan para mucho, especialmente si el dolor de un postoperatorio algo complicado no te permiten dormir demasiado, a pesar de la morfina a granel,  y ese era el caso de Vasile y yo.

La verdad, es que antes de conocer a Vasile no conocía gran cosa de Moldavia, salvo que era una antigua república soviética, que alcanzó la independencia tras el colapso político y económico de la antigua URSS.

Un lugar de paso entre los Balcanes y Ucrania, y mas allá, Rusia. Y como tierra de paso que es, ha tenido una historia algo convulsa en los últimos siglos. Eslavos, varegos, turcos, ucranianos, rumanos y rusos blancos han dejado su impronta en aquél lugar.


DOS PÁTRIAS

Vasile nació como ciudadano soviético, en una familia de etnia y raíces rumanas.  Asistió a la escuela estatal, donde el idioma oficial era el ruso, con el alfabeto cirílico, mientras en su hogar y con la mayoria de sus paisanos, la lengua materna era el rumano en su variante moldava, y con alfabeto latino. Creció dominando ambos idiomas, cursó la enseñanza secundaria, y muy joven ingresó como mecánico en la Armada Soviética

Vasile me relató como en los últimos  dias de la URSS como entidad política, los antiguos miembros del aparato comunista en Moldavia, de repente "descubrieron" su identidad moldava, y sintiendo un irrefrenable "sentimiento nacionalista" sobrevenido, declararon la independencia de Moldavia, y de paso, consiguieron con este giro político, mantenerse en el poder y conservar  sus poltronas y privilegios de la era comunista.

Como dijo aquél anciano noble de la novela "El Gatopardo" : "Que todo cambie para que todo siga igual" 

Como la pureza no existe, una parte del territorio moldavo, habitado por una minoría de origen ruso, la Transnistria, y en la que curiosamente estaba situada la mayor parte de la riqueza industrial de todo el país, decidió a su vez independizarse de Moldavia. En este caso, era aún mas obvio todavía que tras el decorado nacionalista se ocultaban intereses económicos muy fuertes.

Tras una corta guerra civíl y un armisticio, la Transnistria se independizó de hecho del resto de Moldavia, con una frontera trazada en las orillas del río Dniester, y encajonada con Ucrania. 

Solo el río Dniester le garantiza a la Transnistria la comunicación libre con Rusia, su mercado "natural",  habida cuenta de la situación actual entre Ucrania y Rusia

Tan solo ha sido reconocida por Rusia, como era de esperar, y desde entonces, los dos países viven de espaldas el uno al otro.

Ruina mutua asegurada.

El destino la ha dado a Vasile dos patrias, y ninguna de las dos le ha ofrecido un futuro prometedor. Vasile y su familia hubieron de hacer su equipaje, y seguir el viejo camino del pueblo hebreo en dirección a Occidente, buscando un futuro donde el trabajo y sus capacidades le garantizasen el pan diario,  a el y a los suyos.

Cerca de medio millón de compatriotas suyos, dejaron también el país desde la proclamación de independencia hasta ahora.

Coincidió esta decisión de emigrar, con el momento en que la construcción y la industria en Cataluña necesitaban urgentemente mano de obra cualificada. Y así fué como Vasile y su familia "aterrizaron" en un pueblo de la Cataluña profunda, en la provincia de Tarragona.

¿ Dos patrias, dos lenguas, una élite política ambiciosa a la que el país le viene grande ?. ¿ Intereses económicos "tapados" con una bandera ?.

¿ De que me suena a mi esta situación ?. Tengo una cierta sensación de haber visto eso ya en alguna parte.

Victoria, la esposa de Vasile, es una mujer que ronda la cincuentena. Con la belleza clásica de las mujeres eslavas, y unos preciosos ojos verdes, es una persona afable y atenta conmigo.

Domina bastante mejor el castellano que Vasile, a pesar de llevar aquí el mismo tiempo que él. Y es comprensible, ya que contribuye a la economía familiar trabajando en la hostelería, donde la comunicación es esencial, mientras que para Vasile lo importante en su trabajo es un plano detallado del trabajo a realizar.

Me relata lo duros que fueron sus primeros tiempos aquí, en un pequeño pueblo donde se conoce todo el mundo, y flota en el ambiente un cierto sentimiento supremacista con respecto a los recién llegados. 

Ni Victoria ni su marido entienden demasiado bien todo este desproposito que hemos dado en llamar el "procés".  Somos un país relativamente rico para ellos, y les sorprende todo el movimiento separatista. Ellos consideran que esto es un proceso muy parecido a la secesión de Transnistria : en el fondo, una guerra de ricos contra pobres.

Incluso me relata con un deje de amargura el reproche de una separatista "hiperventilada" del pueblo donde viven, aquella fanática considera que si llevan algo mas de diez años viviendo aquí, ya deberían hablar y entender con soltura el catalán.

No me sorprende, de descerebrados e insolentes vamos sobrados en Cataluña últimamente.

Intento hacerle comprender que gentuza así es una minoría, que el lenguaje es para la mayoria de los catalanes una herramienta para hacernos comprender, y comprender a los demás, y no un arma política para ningunear y humillar a nadie.

Curiosamente, Vasile y yo tenemos dos patrias y un mismo resultado : ninguna de las dos ha colmado nuestra expectativas, a la hora de la verdad, nos han dejado en la estacada y en ayunas.

Llega la mañana de mi alta, y dejo en aquella soleada habitación a Vasile.

Su enfermedad es algo complicada : una variedad de cáncer, un tumor que se desarrolla a costa de disolver la materia ósea. La intervención quirúrgica que ha sufrido tuvo un doble objetivo, extirpar el tumor de su columna vertebral, y afianzar las vertebras afectadas con un bastidor de varillas y tornillos de titanio. Cuando reciba el alta en traumatología, deberá someterse a radioterapia en el Hospital Duran y Reynals para eliminar de la zona los posibles restos tumorales.

Lo mio solo ha sido "chapa y pintura"

Me despido de Vasile y de su familia deseándoles toda la suerte del mundo, antes de que una silla de ruedas me lleve hasta la ambulancia que me espera.

Miércoles veinticuatro de Octubre. Después de pasear renqueante hasta el quiosco de prensa del barrio, y tras el segundo café de la mañana, tomo el tibio sol otoñal recostado en el respaldo de un banco callejero. Me siento aún algo torpe, aunque me recupero poco a poco.

Y me sorprendo cuando me doy cuenta de que le estoy rezando a un dios en el que no creo, para que un viejo enemigo recupere su salud. Para que Vasile venza su enfermedad, y pueda contarle algún dia a sus nietos sus sentimientos en la vela de un viejo submarino, de noche,  mientras el barco "respiraba" y el contemplaba un firmamento y un mar infinitos.


"Desearía ser un pescador, revolcandome en el mar. . . . . "
















lunes, 22 de octubre de 2018

LA AVIADORA


Para "desengrasar" un poco, quiero traeros aquí un corto de animación que es una auténtica delicia.

Es un homenaje a los anónimos pilotos de prueba, que en una época en que muchas cosas estaban por descubrir, arriesgaron su vida probando nuevas fórmulas aeronáuticas.

Y también es un homenaje a las mujeres pioneras como Jaqueline Auriol, que rompieron barreras sociales y mentales, ocupando su puesto junto a sus compañeros masculinos, y que descubrieron que el único limite era el cielo.

jueves, 18 de octubre de 2018

NOCHE SOBRE LOS MARES ( ENEMIGOS DE AYER 4ª PARTE )





Submarino modelo 641 "Foxtrot" de la Armada Cubana.
(  Fuente : Wikipedia )



      Jueves cuatro de Octubre del año dos mil dieciocho.  Mi viejo destructor, el "Marques", hace décadas que fue achatarrado y convertido en clips para papeles. 

       Los submarinos de la serie 641 "Foxtrot" que tripuló Vasile son ya casi historia, y no es ninguna metáfora :  existen varios repartidos por medio mundo convertidos en museos vivos sobre la Guerra Fría, dos de ellos incluso en San  Diego y Long Beach, California,  en Estados Unidos.

       Tan solo ha sobrevivido alguno en la Armada Cubana, y vete a saber si está en condiciones de navegar siquiera, no digamos ya de operar con normalidad

       Intento combatir el aburrimiento leyendo, sin resultado. Mi capacidad de concentración está alterada por la morfina, y me es imposible centrarme en lo que leo. Igual me sucede con la música del reproductor MP3, y eso que hay cuatro "gigas" de música variada.

      Con un "costurón" de quince centímetros en mi cadera derecha, dificultades para moverme  y con mi vejiga sondada, no estoy en condiciones de deambular demasiado ni siquiera con las muletas. Me siento como si fuera un bebé otra vez, al que de vez en cuando hay que vigilarle los pañales

      Estoy sentado en un tronado sillón de hospital, contemplando la ventana de la habitación.  Desde la décima planta del hospital las vistas sobre el Bajo Llobregat son magníficas. La ventana está orientada al sureste, y tengo una visión parcial del puerto de Barcelona.

      Tras los muelles y las grúas, una parte de la canal dragada, la "calle segura" de entrada y salida del puerto. Si, en los mares también existen calles y caminos, aunque no lo parezca.
No están trazados sobre el mar, pero si en las cartas de navegación, y son la garantía de un paso seguro y sin sorpresas sumergidas para los buques

      De vez en cuando, veo entrar o salir algún carguero, e incluso algunos de esos "megacruceros" de veinte cubiertas que recalan en Barcelona.

     Vasile está tumbado boca arriba en su cama, con la vista puesta en el techo, la operación de su columna vertebral exige una cierta inmovilidad, y también está  atiborrado de morfina, como yo.

-- Vasile, ¿ has echado en falta el mar algúna vez ?.

-- No demasiado, pero algúna vez recuerdo aquellas noches bellísimas, cuando había buen tiempo. Echo en falta aquella sensación de. . . ., no se como decirlo.

-- ¿ De paz, de tranquilidad ?.

-- Sí, es eso, algo así, medianoche en el mar. . . .  era algo increíble.

      Descubro otra afinidad entre nosotros, el éxtasis ante la belleza.

     Cuando ya era un marino veterano, las noches en que la climatología lo permitía, sacrificaba algunas horas de sueño para pasarlas en cubierta, contemplando un espectaculo  tan bello y trascendente que hace enmudecer a cualquiera con un mínimo de sensibilidad : un firmamento claro y puro como raramente se puede ver sin contaminación lumínica, mil millones de soles brillando sobre un mar oscuro y plano como un cristal.

    Al final, acabé por costumbre trepando por el mástil principal y subiendo hasta la plataforma del radar de tiro. Una vez allí, sentado, conectaba un viejo "walkman" de la Sony, el primer modelo que se fabricó y que era un devorador de baterías AA, y escuchaba música al mismo tiempo que sentía en mi cara el viento de la velocidad del buque, la leve vibración de las turbinas bajo mi trasero, y la magnificencia de los cielos sobre mi cabeza.

    Me sentía como el único ser vivo en la tierra, y me parecía estar cruzando el universo.

    Por unos instantes, me sentía inmortal, me sentía libre, y allí tuve la sensación de rozar la eternidad.

    Solo por algo así, todas las incomodidades, todos los esfuerzos valían la pena.

    Después, la vuelta a la prosaica realidad, intentar descabezar un sueño rodeado por treinta tipos durmiendo en un espacio de cuatro por ocho metros, con lo que ello conlleva : ronquidos de diversa intensidad, ventosidades atronadoras, y aromas no demasiado agradables. A pesar de que disponíamos de unas magnificas duchas con una provisión inagotable de agua caliente, había quien tenia un particular sentido de la higiene personal.

    No tengo derecho a quejarme, Vasile en su viejo "Foxtrot" compartía cama con otros dos tripulantes, y las duchas estaban racionadas estrictamente a una vez cada semana.

( Continuará )





lunes, 15 de octubre de 2018

NOCHE SOBRE LOS MARES ( ENEMIGOS DE AYER 3ª PARTE )



No recuerdo la fecha exacta, pero si que sucedió en una fría mañana del invierno de 1.980.
El viento en cubierta era suave, pero cortante, y el mar estaba calmado. Estaba cubriendo mi puesto delante de la pantalla del radar de superficie, en el  CIC del buque.

Habiamos cruzado el Estrecho de Gibraltar hacia unas horas, y habíamos puesto rumbo a la base naval de Cartagena, la próxima escala en nuestra travesía.

A través de los auriculares me llegó la voz del sonarista de guardia.

-- Superficie, aquí sónar, ¿ hay algún contacto de superficie en la demora uno uno cero diez millas aproximadamente ?.

Yo estaba vigilando a un par o tres contactos que navegaban por delante nuestro, verificando que no hubiese riesgo de colisión con ningún pesquero o barco mercante. Ya se que suena extraño poder colisionar en pleno dia y con buena visibilidad, pero a veces lo inexplicable sucede, como podéis comprobar en este video reciente, y como sucedió hace algo mas de un año frente al puerto de Barcelona : un carguero ruso embistió sin posible explicación a un pesquero.

Estaba trabajando con la pantalla ajustada a una escala pequeña. Amplié el alcance de la pantalla y esperé unos instantes a que los barridos de la antena recorriesen las coordenadas que me habían indicado.  No había nada en la superfície en aquella zona.

-- Sonar, aquí superficie. No hay nada a flote en esas coordenadas.

-- ¿ Trazas de snorkel  ?.

-- Negativo, y creo que a esa distancia el diez tampoco lo detectaría.

El sonar confirmó la existencia del contacto submarino, y en la mesa trazadora se fué siguiendo la señal de aquél posible sumergible. Se grabó aquella señal, y el sonarista empezó a cotejar aquella firma de ruido con las grabaciones de que disponiamos a bordo, buscando identificar el modelo de sumergible con el que nos habíamos tropezado.

Yo continué vigilando que no nos llevásemos a algún inocente barco por delante, y de vez en cuando echando un vistazo a la zona donde se movía aquella señal sumergida. Nada.

El barco continuó con su rumbo, las instrucciones eran claras, recoger el máximo de información posible y no meternos en berenjenales.

Cuando acabé mi guardia, me crucé con mi colega sonarista que también había acabado su turno con los hidrófonos.

-- ¿ Y el eco de hace un rato ?.

-- No estoy seguro, pero creo que era un posible "Foxtrot" de la flota Roja camino del Atlántico.

El protocolo dictaba comunicar por radio la presencia de aquel sumergible, y enviar a posteriori un informe escrito detallando la posición, rumbo apreciado y posible identidad del sumergible al cuartel general de la Armada.

Por aquella época, el sistema de escucha submarino SOSUS de la armada Norteamericana funcionaba a pleno rendimiento por todo el Atlántico, y  podía detectar con facilidad la entrada de cualquier submarino en la zona que se consideraba crítica en caso de conflicto.

Nuestro informe era una redundancia, pero servia para confirmar cualquier movimiento de un posible sumergible soviético.

Alguien, en algún lugar de Norteamérica disponía de un inmenso mapa cubierto de señales actualizadas en tiempo real con el sistema SOSUS como fuente principal, y multiples informes como el nuestro.

Vasile, ¿ estabas allí ?.


(  Continuará )