miércoles, 7 de diciembre de 2011

EL ARTE CONTEMPORANEO Y LOS DINEROS PUBLICOS



                                    
                   Banda sonora para este "post" : "Que barbaridad", Jaime Urrutia


Estos días, la casualidad ha querido que coincidan en pocos tiempo las entregas de dos obras de arte moderno que han nacido envueltas en la polémica. Una, es el monumento a los "castellers" en la plaza de Sant Miquel, en Barcelona, obra del artista Antoni Llena.

Otra, la entrega al senado español de un cuadro, o cuadros, depende de como se mire, obra del artista Hernán Cortés.






 Monumento a los "Castellers" en Barcelona                         Los "Castellers" de Vilafranca en acción 

Bien, la polémica se ha suscitado, no por el valor artístico en si de las dos obras, sino por su elevado coste económico en una época como por la que estamos atravesando.

El monumento a los "Castellers" fue un encargo del anterior ayuntamiento de la ciudad, capitaneado por el señor Jordi Hereu, al artista local Antoni Llena, el coste del cuál ha sido de 630.000 Euros. El consistorio actual, al tomar posesión del cargo, estuvo dudando acerca de la ejecución y emplazamiento final de esta obra, aunque al final, se ha levantado en el emplazamiento original.

No voy a entrar en la eterna polémica sobre el arte moderno y el valor comercial que se le da en el mundillo del arte, pero creo que echando un vistazo a la fotografía de arriba a la izquierda, nos podemos hacer una idea de su valor estético.

No veo por ninguna parte la estética de este conjunto de barras de hierro entrelazadas, que me recuerdan mas a las mallas metálicas que antiguamente se usaban para levantar cercados, también conocidas como "tela de gallinero", o al alambre que sujeta los tapones de las botellas de cava, que a una torre humana.

Los "Castellers" se merecen un monumento en Barcelona, pero no creo que sea este el adecuado, ni el precio pagado por el, tampoco. 

Y acerca de la ética del anterior ayuntamiento, gastando esta cifra en algo semejante, prefiero no decir en voz alta lo que pienso. Aunque en este caso, es el legado póstumo del despilfarro municipal que durante su mandato realizó el señor Hereu. Hay que sumár a este ultimo dispendio los cerca de tres millones de Euros que costó el fallido referéndum sobre la reforma de la Avenida Diagonal.

Al menos por ese coste, espero que esté realizado en acero inoxidable 316, porque si no, a la vuelta de unos años, la corrosión puede hacer que acabe derruido.

                              El nuevo cuadro del senado, obra del artista Hernán Cortés





La otra "perla" polémica y artistica, es un cuadro realizado por el artista Hernán Cortés, que estos días ha sido emplazado en su ubicación final, la escalinata del senado. La obra se compone de treinta y cuatro retratos de políticos, ocho presidentes del senado, cinco presidentes del gobierno, y los veintiún senadores constituyentes del primer senado que entró en funciones.


El coste de los retratos, ha ascendido a la módica cifra de 417.000 Euros. O sea, a poco mas de 12.000 Euros cada retrato. Al paso de las criticas surgidas por este despilfarro, el presidente del actual senado en funciones, ha declarado que la partida presupuestaria que ha cubierto el dispendio, procede del año 2.007. Y el autor, ha declarado "que es el precio de mercado, su firma es muy valorada, y que ha estado cinco años trabajando en este encargo".

No entro en los precios del mercado del arte, porque considero que dentro de una actividad mercantil privada, si un coleccionista particular decide pagar el precio de un cuadro, sea cual sea, me parece respetable. 
Pero que las instituciones que nos representan a todos gasten estas cifras, me parece indignante.


                          Puesto de un retratista callejero en las Ramblas de Barcelona.

No entro a valorar la calidad artística del señor Cortés, ni si su obra alcanza esos precios de escándalo en el mercado. Pero su estilo, me recuerda mucho al de un artista callejero que realiza retratos en la conocida Rambla de Santa Mónica, en Barcelona, frente al antiguo Teatro Principal.


Es una técnica relativamente simple, lápiz de grafito negro blando, con toques de luz con colores al pastel. Eso, y una buena mano para el dibujo.  Este artista callejero no creo que cobre mas allá de treinta o cuarenta Euros por cada pieza.


En lugar como el senado, seria mas adecuado colgár alguna obra propiedad del patrimonio nacional, y no los retratos de unos políticos, a los que para juzgar su obra, es necesario que pasen algunos  años más. 


Seria idoneo colgar allí  "Los fusilamientos de la Moncloa", de Francisco de Goya. Para recordarles a nuestros "padres de la patria", que la conquista del las libertades que disfrutamos ahora, ha costado mucho sufrimiento, y mucha sangre derramada. 






- Nene, es cierto. "Eso", parece una tela de gallinero, ja, ja, ja !!.
- Pues Timoteo, ve a explicarlo a los que encargaron la obra, y a los que la han pagado

4 comentarios:

  1. Hernán Cortés a partir do império asteca chegou a fazer este trabalho do Senado espanhol? Você percebe o quão importante é o Senado? Lembre-se apenas a importância do Senado no Império Romano ...

    ResponderEliminar
  2. ¿ Importante el senado, Lucrecia ?.

    Un buen lugár para echar la siesta cobrando un pastón a final de mes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Sin ser un Indignado, estoy indignado.

    Un abrazo Rodéricus.

    ResponderEliminar
  4. Hay razones para estar indignado, Carlos. Como decía Sabina, nos sobran los motivos.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Puedes dejar tu opinon