viernes, 1 de abril de 2016

FÉLIX DE AZÚA O EL VIEJO ELITISMO BARCELONÉS



Hay días en que creo que el tiempo es un bucle y que periódicamente volvemos hacia atrás, que los estereotipos humanos que creíamos muertos o desaparecidos vuelven a la vida otra vez, como zombies cabezotas que se niegan a enterarse de que están muertos, de que su tiempo ha pasado, y de que solo son un cadáver movido por la inercia.

Hoy me han sorprendido unas declaraciones del filósofo, catedrático y escritor Félix de Azúa en una entrevista aparecida en la revista Tiempo.

En ellas el Sr. Félix se despacha a gusto con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Azúa declara que Colau " es como de risa ", y que su lugar adecuado seria  " estar sirviendo en una pescadería ".  Añade que Colau no está preparada para gobernar una ciudad como esta, y que " lo único que le importa es cambiar los nombres de las calles ".

Mire señor Azúa, yo respeto profundamente su trayectoria como académico y como escritor. De su capacidad no deja la menor duda el echar un vistazo a su bibliografia.  Pero sobre su inteligencia ya tengo mis serias dudas. Semejantes declaraciones son una metedura de pata cósmica y una muestra de su pensamiento mas intimo : es usted un elitista de tomo y lomo. Y algo cínico. 

Vaya por delante que yo como viejo barcelonés no soy un "fan" de Ada Colau y de su gestión en el ayuntamiento, y que creo que hay decisiones equivocadas en su forma de gobernar la ciudad que deben revisarse urgentemente

Pero usted me recuerda usted a aquellos antiguos "señoritos" de la burguesía radicados en la derecha del Ensanche, o vecinos de la zona de Sarriá o Sant Gervasio que conocí en mi juventud.

Gentes de la burguesía barcelonesa, que vivían de las rentas de una vieja fortuna familiar amasada por su abuelo o bisabuelo. Que habían crecido asistiendo a los buenos colegios religiosos del barrio, y que ya en edad, se habían permitido el lujo de cursar la universidad sin agobios y " cateando " los cursos que hicieran falta hasta licenciarse, después de haber establecido sólidas relaciones amistosas con los cachorros de los poderosos del momento. 

Amistades que garantizaban influencia, buenos negocios a la sombra del poder, y el estar en la "pomada" económica, social y cultural junto a los apellidos ilustres de la época.

Gentes que vivían en una burbuja social y casi endogámica. Que en sus noches de francachelas juveniles se permitían realizar "excursiones" a los cabarets del Barrio Chino para compartir unas horas de morbo viendo divertirse al "lumpen-proletariado" barcelonés, y que de madrugada regresaban a sus limpios y soleados pisos de cien metros cuadrados horrorizados por la miseria humana que habían contemplado jugando a ser canallas por una noche. Y dando gracias al destino por haber nacido en la cara limpia y acomodada de la ciudad.

Gentes que veían a los obreros y a las clases bajas como un mal necesario para seguir haciendo buenos negocios y poder conservar su " estatus", su medio de vida, y su butaca en el Liceo.

Si señor Azúa, conocí a estos "especímenes", a estos "niños de papá " que encargaban las camisas a medida en las sastrerías del Paseo de Gracia, conducían coches deportivos italianos con más prestigio que fiabilidad ( eran un autentico " chollo " para los mecánicos de la época ), y que enviaban al servicio a hacer las compras  y pagar sus facturas pendientes.

No me fastidiaba su afán de notoriedad y de lujo, lo que realmente me fastidiaba de aquellos tipos era su falta de empatia con los que no eran de su clase, su profundo egoísmo, y el creerse el ombligo de Barcelona y del mundo mundial.

Según ellos, habían venido a este mundo para veranear.

Los creía extinguidos del todo, barridos por la modernidad. Pero estaba equivocado. Quedan usted, y su buen amigo Albert Boadella.

Usted se marchó de Barcelona y de Cataluña renegando de ellas, diciendo que lo hacía "para que no le impusieran el odio a España " a su hija.

Mire señor Azúa. Soy barcelonés, he nacido, crecido y vivido aquí la mayor parte de mi vida. He conocido el franquismo, la transición y la democracia, y sigo viviendo aquí y ahora

Nadie impone aquí el odio a España. No tenemos "madrasas" donde se eduque a "pequeños talibanes" en el odio hacia España y lo español.

Aquí se puede ser español, español y catalán, catalán y español, catalán a secas y hasta mediopensionista.

La comparación entre Cataluña y Euskadi en los peores años de ETA que usted hace me parece un autentico fraude para los que le leen desde fuera de Cataluña, y una manera grosera de tergiversar la realidad de Cataluña.

Que tenemos una buena cantidad de independentistas es obvio a la vista del último resultado electoral. Pero son precisamente el resultado de los que como usted exageran, tergiversan y mienten sobre Cataluña y su realidad.

Son dignos " hijos suyos ", señor De Azúa. Que le aprovechen.

Para ser usted académico de la lengua, la usa con demasiada temeridad. Váyase con cuidado
cuando pase por su pescadería, puede ser que su comentario no le haya sentado muy bién a la pescadera.

¡¡ Ah !!, se me olvidaba, usted no frecuenta la pescadería, de eso se encarga su servicio doméstico. Aún hay clases.




14 comentarios:

  1. Inteligentes y moderadas palabras las tuyas RODERICUS,yo ,cuando me he enterado he pensado vaya HDLGP;pobres pescateras con lo majas que son y la paciencia que tienen, para mí son señoras y no como este impresentable.
    Como siempre dando un punto de vista elegante, como eres tú.
    Un abrazo y lo comparto con tu permiso, BFDS y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Trinidad.

      A pesár de ser académico de la lengua, el señor de Azua olvida que usando un lenguaje moderado y elegante se puede poner "verde" a cualquiera.

      Yo también discrepo de la gestión de la señora Colau al frente del ayuntamiento de Barcelona, pero no por ello debo faltarle al respeto para mostrar mi desacuerdo.

      Detrás de los modos del señor de Azúa se oculta la misoginia y el clasismo de su generación.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La comparación entre Cataluña y Euskadi en los peores años de ETA que usted hace me parece un autentico fraude para los que le leen desde fuera de Cataluña, y una manera grosera de tergiversar la realidad de Cataluña.

    Hay que estar desfasado y demencialmente demagógico para comparar Catalunya a los peores años del plomo de Eta...
    Me sabe mal, pero este hombre mea fuera de tiesto.
    Salut RODERICUS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miquel, hay gente que se ha quedado anclada en políticas y formas de ver la vida del pasado. Este caballero intentó junto con Boadella crear un partido anti-catalanista y estuvo en la génesis de Ciudadanos, pero parce que la cosa les salio "rana" a él y a Boadella y se han quedado fuera. Hicieron otro intento de subirse al carro en UPYD, y ya vemos como ha acabado la cosa.

      Mejor que se dedique a gestionar su sillón de la "H" en la academia de la lengua. Poco trabajo y muy bien remunerado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Penoso e indignante que una persona ilustrada como él use esas descalificaciones que no dicen nada bueno de quien las utiliza.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un ejemplo de como se puede ser una persona cultivada, y ser un impresentable en cuanto a la comunicación de ideas, cayendo en el insulto personal para rebatir las ideologías y los argumentos ajenos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Entiendo que entra dentro de lo normal que en Cataluña una persona no se vea señalada directa o indirectamente por, por ejemplo, sacar una bandera de España a su balcón. Entiendo también, que una persona que quiera elegir dentro de la normalidad de la dualidad de idiomas oficiales (y de facto) el español para dirigirse a cualquier instancia oficial o escolarizar a sus hijos en ese idioma por completo (en el País Vasco se puede perfectamente), no tenga ningún problema ni impedimento. Supongo que en Cataluña no le obligaran a rotular su empresa en determinado idioma como hacia el caudillo,(excepto si es en ingles que entonces da igual), so pena de multa, en el Pais Vasco no se hace y allí supongo que tampoco.

    La imposición de un pensamiento obligatoriamente desde una minoría con pistolas es una lacra a exterminar, pero cuando se hace desde el Estado es mucho peor, porque se emplean recursos de todos para aplastar a una gran parte de la sociedad y en beneficio de una minoría con mando en plaza, llamado vulgarmente caciquismo. Supongo que en Cataluña no pasará, porque sera dejar a una gran mayoría (vote o no) realmente oprimida, olvidada, vejada y estafada.

    En el País Vasco, el Gobierno Vasco no obliga a nadie a estudiar en determinada lengua, ni a rotular bajo multa en determinado idioma, el Gobierno Vasco no subvenciona historias paralelas, ni miente a sus ciudadanos, lo se.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Temujin, resumiendolo en un sola frase :

      Nunca he tenido problemas con el idioma en Cataluña, uso el castellano asiduamente y nunca he sufrido ningún desplante por hacerlo.

      En cuanto a las banderas en los balcones y al rotulado de los negocios, date una vuelta por mi barrio, y veras banderas de todos los colores, toros bravos incluidos. La rotulación en castellano en los negocios y empresas tambien es habitual, y no conozco a nadie que se le haya sancionado por hacerlo únicamente en castellano ( en la familia tenemos una tienda rotulada así ).

      Con respecto a la realidad social de Cataluña, sobre lo que se diga y se publique fuera de aquí, te recomiendo un viejo adagio árabe : "De lo que escuches creete la tercera parte, y de lo que veas, la mitad".

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Supongo que, entonces, La Vanguardia miente cuando dice:
      La Generalitat impuso 2.471 denuncias y 226 sanciones a comercios por no rotular en catalán.
      Y que informaciones como esta son falsas.
      Y supongo que si el formulario de inscripción escolar no contemplaba una casilla donde los padres pudieran seleccionar el español, daba igual, total, ¿que más da?.
      Supongo que La Vanguardia es un periódico mentiroso.

      Supongo que si vas a trabajar dos años a el Pais Vasco y a tus hijos les imparten la Educación y les examinan en Euskera, te gustaría mucho y lo verías normal. Pero.. posiblemente La Vanguardia sea mentirosa y yo un desinformado.

      Un saludo

      Eliminar
    3. Temujin, vuelvo a reiterarlo : no conozco a nadie que haya sido sancionado por no rotular en catalán. En el caso de mi familia, el rotulo del negocio lleva mas de veinte años redactado en castellano, y ahí sigue.

      En cuanto a la educación en catalán, los alumnos catalanes están en primer puesto del ranking en dominio del castellano, por delante de otras comunidades donde tan solo el castellano es el idioma oficial, verbigracia Andalucía.

      Lo dicho.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Rodericus de mi vida y de mi corazón....comparto palabra por palabra todo lo que expones, nunca yo lo hubiera dicho mejor...
    Y te lo dice...... un castellanohablante, hijo de familia trabajadora, que he trabajado toda mi vida ( hoy es un lujo, lo sé...) y que todavía me levanto a las 7 de la mañana para realizar mi jornada laboral de 8 horas..... y que nunca he tenido ningún problema en expresarme en castellano.

    Este señor es el fiel reflejo de lo que son Ciutadans o Ciudadanos, que aquí en Catalunya conocemos muy bien y que en el resto de España, les hace gracia por desconocerlos....o sí...que sería peor..... y que provoca que cada día haya más personas que se sientan independentistas.

    Te felicito por esta entrada y como seguro recibirás,comentarios desagradables, .....paciencia.......recibe un abrazo y beso del Florestán



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Florestán.

      Con respecto a Azúa, se puede aplicar aquello bíblico de "por sus obras los conoceréis" .

      Y con respecto a lo que mencionas, se ha vuelto a redoblar la campaña mediática que trata de "vender" el inexistente problema del idioma en Cataluña.

      Si todo eso se escucha desde Burgos, La Rioja o Ávila, sin conocer la realidad en Cataluña, es factible el creerlo.

      Empiezo a estar hasta el gorro de comentarios de amigos y parientes míos del resto de España que dicen tener un pariente, un amigo, o un conocido que estuvo en Cataluña y lo pasó fatal por hablar castellano. Pero ninguno de ellos lo ha verificado personalmente.

      Un besazo.

      Eliminar
  6. Las declaraciones de este señor, apenas un par de días de asistir al jubileo de Vargas Llosa, me han causado una extraña sensación de vuelta atrás, de regreso a un pasado que como el alquitrán parece pegarse en las suelas de los zapatos y mancharlo todo.
    Esa oligarquía intelectual, plena de soberbia que mira al populacho como si fuesen parte de otro mundo tan solo preciso como mano de obra para cubrir sus elevadas necesidades.
    Una vuelta atrás que me produce asco y tristeza. En fin, que muy mal rollo.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La misma sensación de asco y desorientación experimenté yo al leerlas, y mas viniendo de alguien que se supone que forma parte de la intelectualidad nacional.

      Ignoro si este tipejo formaba parte de los cuatrocientos "íntimos" del jubileo de Vargas Llosa, pero sospecho que como académico que es, como Llosa, por allí andaría.

      Un besazo.

      Eliminar

Si has leído mis desvaríos y tienes algo que aportar, hazlo aquí.