martes, 31 de enero de 2012

AL FINAL DEL DIA

video

                                                   El zorro los había hecho correr
                                                   Y el animal esta en la bahía
                                                   Había que correr en círculos
                                                   Al final del día

                                                   Lo persiguieron a través de las zarzas
                                                   Lo persiguieron a través de los campos
                                                   Podrían perseguirlo para siempre
                                                   Pero el zorro no cedería

                                                  Y algunos vieron su sombra
                                                  En la cresta de una colina
                                                  Y los perros se distrajeron
                                                  Lejos de la muerte

                                                 Un día llegaremos a un gran océano
                                                 Al final de una tarde pálida
                                                 Y recostaremos nuestras cabezas como si estuviéramos
                                                 durmiendo
                                                 Controlados por la influjo de la luna

                                                 Corrimos a través de los bosques
                                                 Y nos encontramos cruzando los arroyos
                                                 Corrimos a través de los brezos
                                                 Aunque nos encontramos en nuestros sueńos

                                                Y tú eras mi amante
                                                Y yo era tu novio
                                                Corrimos como el río
                                                ¿ Qué más sabemos?

                                                Un día llegaremos a un gran océano
                                                Al final de una tarde pálida

                                                Y los perros estarán agotados
                                                Y todos los caballos serán ya cojos
                                                Oh, los cazadores serán cazados
                                                Al final del juego

                                               Nuestro amor era un río
                                               Un río de montaña salvaje
                                               En una furiosa caída
                                               En el borde de un sueńo

                                              Y nos persiguieron a través de las zarzas
                                              Y nos persiguieron por el campo
                                              Nos habían perseguido siempre
                                              Pero nuestro corazón no cedería

                                              Cuando el zorro los ha hecho correr
                                              Al final del día
                                              Estoy dispuesto a responder
                                              Estoy dispuesto a pagar

                                             Y este río nos ha hecho correr
                                             Y mi momento llegará pronto
                                             Llevado al gran océano
                                             Por el influjo de la luna

                                      ( Traducción de " The End Of The day ", Sting )

Hay dias, en que la vida nos devuelve la esperanza, nos devuelve la fe en nosotros mismos.
Y nos sentimos como el zorro de la canción, capaces de dejar atrás y vencer a sabuesos, caballos y cazadores. De vencer todas las dificultades. Y de volar hasta el océano. Apóyate en mis hombros, y volaremos juntos. Cruzaremos los campos hasta el mar, acariciados por la luz de la luna.

viernes, 27 de enero de 2012

AT LAST ( POR FIN )

                                                       Paseo de Pereda, Santander

                                    
                                                          "At last ", Etta James


                                                                        Etta James


El pasado veinte de Enero, falleció en California la cantante norteamericana Etta James. Una voz excepcional de la música moderna, y mas concretamente del Rithm and Blues. Una mujer admirable, con una vida algo difícil. A veces, es mas difícil digerir el éxito que el fracaso, y este fue tristemente su caso. Una carrera musical precoz, que empezó solo con cinco años de edad en los programas de variedades musicales, que por entonces emitían las emisoras de radio norteamericanas. En 1.961, versionó y grabó el tema musical que la haría entrar definitivamente en la fama : "At Last"


Nuestra memoria es un "duende" con identidad y vida propia, independiente de nosotros mismos.


A veces, un olor, una luz o un sonido nos hacen retroceder en el tiempo, hasta un momento y un lugar determinado. Y nuestra memoria vuelca en nuestra mente en décimas de segundo todos los recuerdos evocados por ese estimulo casual.


Estoy en casa, en mi pequeño despacho, ordenando los correos electrónicos de trabajo. Escucho una emisora de radio, donde se emite un programa dedicado a las noticias de actualidad. Para cerrar la información, el locutor informa de la muerte de Etta en un hospital. El técnico de sonido, cierra el espacio informativo "pinchando" "At Last".


Mi mente regresa en segundos a una lejana Santander, perdida en el tiempo, a principios de los años ochenta. Es una noche de principios de otoño. Carmen y yo hemos cenado picoteando algunas tapas en las tabernas del casco antiguo 


Nos conocemos desde hace un par de semanas, desde el primer día en que desembarqué en una ciudad desconocida y bella. Coincidimos aquella tarde en un quiosco de prensa. Yo vestía el uniforme azul, con mis galones recién estrenados. La conversación entre los dos comenzó de una manera trivial, y acabamos compartiendo un café en una terraza del paseo. 


Desde el primer momento, saltó una pequeña "chispa" entre los dos. Ella era una belleza de veinte y pocos años, recién salida de la facultad de enfermería, y realizando prácticas en el Hospital de Valdecilla.
Había dejado su pueblo en las montañas para estudiar en la universidad, y al acabar el ciclo, había encontrado empleo rápidamente en la capital. Era ya una mujer madura e independiente. Yo era todavía un joven inmaduro vestido de uniforme, un proyecto de hombre por construir aún.


Aquella noche, tras la cena, tomamos un par de copas en un pequeño bar musical que también disponia de una mini-pista de baile.


La hora del cierre nos sorprendió aún bailando pegados el uno al otro. 


El "pinchadiscos"decidió echarnos de una forma elegante, hizo sonar "At Last" al grito de : "es la última, cerramos".


Aquella canción, en aquél momento, se aferró a mi alma. Eramos la ultima pareja en la pista de baile, el aroma a jazmines del discreto perfume que llevaba Carmen me invadía. Sentia su calidéz acariciando mi cuerpo. Llevavamos toda la noche bailando, y los dos aún habríamos resistido bailando juntos un par de horas más. Yo había rebasado de largo la hora en que tenia que regresar a mi buque, sabia que al dia siguiente, me "caeria" un castigo por no haber vuelto a bordo a las once de la noche. Pero en aquél momento, no me importaba nada más que seguir a su lado.


Caminamos de la mano por el Paseo de Pereda. Un ligera llovizna había dejado las calles mojadas, limpias. Y el aire suavemente fresco de una noche de otoñal, nos acariciaba. 


De madrugada, antes de entrar en el turno de trabajo, ella me dejó en el muelle, al pié de la pasarela del barco. Vi con nostalgia alejarse las luces traseras de su utilitario por el puerto, y yo me enfrenté a la bronca y el castigo que me había ganado. Pero aquella noche, juntos en su piso, no se borraría nunca de mi memoria.


El cabo de la guardia, al subir a bordo y entregarle mi pase, me dijo en voz baja :


- La que te va a "caer", chaval.


Y efectivamente, me sancionaron con una semana de arresto por ausentarme sin permiso.


Valió la pena soportar una semana de castigo, a cambio de una noche de amor y magia. Después del paréntesis, seguimos viéndonos en las tardes otoñales. Mas adelante llegaría el atentado terrorista, los meses de reparaciónes en el arsenál de El Ferrol, durante los cuales, aproveché los fines de semana libres, y utilizando la linea del ferrocarril de FEVE, viajaba hasta Santander a seguir viviendo nuestro sueño.


Tras aquello, meses de separación y distancia. Cartas en el correo cuya frecuencia se espaciaba mas en el tiempo, y al final el vacío de la ausencia y la falta de noticias.


De regreso a Barcelona, me empeñé en identificar aquella canción maravillosa y desconocida que había acompañado mis sueños. Ignoraba casi el título, y a la interprete, pero conseguí localizar la grabación después de investigar en una tienda de discos de confianza. La escuchaba con frecuencia cuando me sentía solo, y fue mi iniciación al "soul" y al "blues".


El otro día, al volverla a oír, volví a ser aquel joven ingenuo y animoso, al que nada asustaba. Volví a pasear de noche de tu mano por el Paseo de Pereda, lleno de charcos, sin importarme si existía un mañana.


No se si te reconocería si nos cruzásemos alguna vez por la calle, y si tu me reconocerías a mí.  Aunque el tiempo que conocimos juntos se va desvaneciendo, el mundo que vivimos se desintegra lentamente. Pero aquella dulce noche, sigue viva. Y lo estará para siempre.


Aún conservo las fotografías de aquellos días. Aún conservo aquél viejo disco.




       At last, my love has come along               ( Por fin, mi amor ha llegado
       my lonely days are over,                              mis dias solitarios se han terminado,
       and life is like a song.....                             y la vida es como una canción.........)


                                
                   " Tonight is for ever" ( Esta noche es para siempre ) Liza Minnelli





lunes, 23 de enero de 2012

EL CIERRE DE MAGAUPLOAD

                        Kim Schmitz, propietario de Magaupload en su reactor privado


                                    
                                                  "Hotel California ", Gipsy Kings


Estos días, la "red" anda algo revuelta por cuenta del cierre de la página MegaUpLoad de descarga de archivos, por orden del F.B.I. norteamericano, bajo la acusación de almacenar y distribuir contenidos musicales y audiovisuales sin la autorización de sus propietarios legales.


El cierre de la página y la detención de su propitario,  Kim Scmitz, fueron casi simultaneas.  La policía neozelandesa montó una operación de asalto digna de una película de Hollywood. Parece ser que Scmitz se atrincheró en su mansión de Auckland con un arma de fuego a mano. Afortunadamente, no hubo heridos ni victimas inocentes en la operación, y el señor Schmitz está en una celda a disposición del juez que ordenó su detención, bajo la acusación de apropiación indebida y fraude fiscal.


Casi inmediatamente, una buena cantidad de internautas ha puesto el grito en el cielo, y ha organizado una ruidosa protesta, achacando la detención la detención de Scmitz y el cierre de la página a un "ataque contra la libertád de expresión en la red ".


Incluso, el colectivo Anonymous, teoricos defensores de la libertad en la red, han realizado bloqueos sistematicos de algunas páginas gubernamentales nortemaricanas, en represalia.


En primer lugar, el señor Scmitz no es ningún "ángel desinteresado" que peleé por las libertades civiles contra una tiranía. Tiene un historial delictivo bastante extenso como hacker  y estafador. Durante los últimos años ha estado nutriendo su abultada cuenta corriente con los beneficios de la publicidad generada por su empresa digital, una de las mas visitadas del planeta a cuenta de las descargas ilegales.


Todo un personaje, Kim Scmitz. Asiduo participante de la carrera ilegal Gumball 3.000. Una carrera en la que participaban multi-millonarios ociosos a los mandos de coches de lujo muy potentes y exclusivos. Scmitz ganó la edición del año 2.001 a los mandos del modelo mas potente que producía la casa Mercedes por aquellos años.


Durante su paso por España en la edición del año 2.004, me sorprendieron circulando por la autopista de Tarragona. 


No es nada agradable verse adelantado por una caravana de vehículos que circulan a 250 kilómetros por hora por la derecha y por la izquierda en una autopista llena de tráfico, con el consiguiente riesgo para el resto de usuarios. 


Llegué a Barcelona con un ligero temblor de piernas. En esta ocasión, Schmitz fue detenido por la policía de tráfico catalana, y multado con unos trescientos euros por exceso de velocidad, e intento de soborno a los agentes de policía. La sanción mas alta aplicable en aquellos momentos a un conductor extranjero, que pagó al contado.


Todo esto nos puede dar una idea de la verdadera catadura moral del señor Schmitz.


Es por todo eso que considero que todo el barullo que se ha formado por la actuación de las autoridades americanas, está fuera de lugar. No se trata de ningún atentado contra la libre expresión en la red, sino de poner entre rejas a un delincuente. También es bastante cuestionable la actitúd de algunos colectivos de internautas defendiendo a MegaUpLoad y al señor Schmitz.


Hay en este planeta países y regímenes políticos dictatoriales, como es el caso de la Republica Popular China, Irán, Corea del Norte, Siria, Cuba y un largo etcetera interminable, donde la libertad de expresión es una utopía, y solo con invocarla en voz alta en público, uno puede acabar dando con sus huesos en la cárcel, sin ningún tipo de garantías procesales.


No veo ni escucho que ningún colectivo de internautas esté haciendo ningún boicot electrónico contra estas autenticas tiranías. Tendríamos que empezar a plantearnos quien se esconde realmente detrás de estos grupos organizados y anónimos como "Anonymous". ¿ Luchadores por la libertad de expresión, o sencillamente una pandilla de caraduras ?.


El señor Kim Schmitz no merece siquiera el esfuerzo de presionar una tecla


También seria de agradecer el que las autoridades del F.B.I. norteamericano, ya que han conseguido poner a la "sombra en el Hotel california" al señor Schmitz, hiciesen lo mismo con los responsables de Leman Brothers y del resto de las quebradas entidades financieras que provocaron la crisis económica que aún no hemos superado. Porque son exactamente el mismo tipo de delincuentes, gente que se apropió de los recursos ajenos, en beneficio propio. 


Y entonces, empezaríamos a tomarlos en serio, a ellos, y al sistema judicial y político norteamericano.

domingo, 22 de enero de 2012

ENEMIGOS DE AYER

Neil Wilkinson y Mariano Velasco, posando en un A-4 Skyhawk, como el que Velasco pilotó el 
27 de Mayo de 1.982, en la base de la Fuerza Aérea Argentina de Rio Gallegos, desde donde despegó aquél dia.
                          
                               
                                                "Tug of War ", Paul McCartney




El 27 de Mayo de 1.982, el marinero Neil Wilkinson cubria su puesto de artillero ante un cañón Bofors de 20 m/m en la cubierta del "HMS Intrépid ", un buque de asalto anfibio que navegaba frente a la costa de las Islas Malvinas. Hacia un par de días que los aviones de la Fuerza Aérea Argentina habían hundido el destructor " HMS Coventry" en las aguas del canal de las islas con sus bombas de 400 kilogramos, y la amenaza de los aviones argentinos hacia peligrar las operaciones de desembarco y reconquista de las islas por parte de la fuerza expedicionaria inglesa. 


Los británicos, habían descubierto amargamente que sus defensas electrónicas eran casi inútiles frente a los ataques en vuelo rasante de los cazabombarderos argentinos, y la cobertura aérea de los cazas Sea Harrier embarcados, era muy precaria frente a los ataques de los aviones argentinos a ras de olas.


Un potente sonido acercándose rápidamente le hizo apuntar instintivamente el ligero cañón antiaéreo. Una pareja de A-4 Skyhawh argentinos se acercaba rápidamente al buque. Casi sin tiempo de apuntar, disparó una ráfaga de tres disparos al mas cercano de los aparatos.


Contempló como una de las granadas, impactaba contra la parte trasera del avión, haciendo volar pedazos del fuselaje, y como el resto del aparato iniciaba una trayectoria errática y humeante ganando altura sobre la costa de la isla Gran Malvina.


- Nadie ha podido salir vivo de ese aparato-. Pensó Wilkinson en ese momento.


La imagen de aquél avión desintegrandose le persiguió durante años en sus pesadillas. Wilkinson se refugiaba en la idea de que aquello era una guerra, y en aquellas circunstancias, o defendía su buque, o aquellos pilotos los enviaban a ellos al fondo del Atlántico. A pesar de ello, seguía teniendo remordimientos.


Corría el año 2.007 cuando Wlkinson contempló en televisión un documental argentino sobre la guerra de las Malvinas. En el, un antiguo primer teniente, Mariano Velasco relataba como sobrevivió al derribo de su aparato sobre Gran Malvina tras el intento de atacar un buque britanico. Con un tobillo esguinzado por el violento aterrizaje tras saltar a muy baja altura de su avión, deambuló por la isla casi desierta durante un par de días, tomando tan solo caramelos energeticos y agua de sus raciones de emergencia, hasta que pudo ser socorrido.


Fué entonces cuando Wilkinson supo que aquél hombre era el aviador que el derribó, y que habia sobrevivido a la destrucción de su avión.


Neil Wilkinson removió cielo y tierra, y finalmente, a través de los medios diplomáticos, consiguió localizar y ponerse en contacto con Mariano Velasco.


Hace unos días, se han encontrado personalmente en la provincia argentina de Cordoba, donde reside actualmente. Un encuentro emotivo para los dos, que quizás le sirva a Wilkinson para librarse definitivamente de sus traumas de guerra.


De la dureza y de la valentía de los pilotos argentinos, da la talla el balance de hundimientos y blancos en los buques de la Royal Navy. Siete barcos fueron hundidos o destruidos totalmente, y dos mas fueron dados de baja y desguazados debido a su desastroso estado tras los combates. Y todo ello, con unos aparatos obsoletos y anticuados. 


Pero pagando un alto precio, un centenar de aviones de todo tipo fueron perdidos entre los derribados, averiados o capturados por los británicos. 


Si todas las guerras son estúpidas, posiblemente la llamada "Guerra de las Malvinas" sea la guerra mas estúpida del siglo XX.


Coincidió en el tiempo con mi época de marino en la Armada Española. Desde la Armada, seguíamos minuto a minuto con curiosidad el desarrollo de las operaciones. Estábamos escarmentando en cabeza ajena, y analizando el enfrentamiento.


Aquella guerra desastrosa por unas islas perdidas en el fin del mundo, también tuvo efectos colaterales en mi forma de ver las guerras.


Meses después, contemplé una imagen publicada en la prensa que conmovió mi alma. Una joven argentina que debía rondar la veintena de edad, de una belleza radiante, lloraba arrodillada frente a un montón de tierra con una simple cruz de madera, pronunciando el nombre de alguien que ya no respondería jamás.


Me convertí entonces al pacifismo. 


Entiendo que siempre existirán guerras, quizás unas mas justas que otras. Pero siempre hay que agotar todas las posibilidades diplomáticas y políticas antes de apretar el gatillo.


Y unas islas perdidas en el Atlantico sur, no valían las lagrimas de aquella mujer, no valían el futuro que le arrebató la estupidez humana.


Aquella bella joven, debería haber cumplido hoy los cincuenta. Espero, que a pesar de todo, haya rehecho su vida, y alcanzado la paz y la felicidad.






         

jueves, 19 de enero de 2012

UNA VIEJA HISTORIA DE LUCIDEZ ENTRE LA LOCURA


                                                               Crucero "Canarias"


                                                         Bacaladero artillado "Nabarra"

Los amigos que me seguís habitualmente, conocéis mi debilidad por los temas históricos. Y dentro de mis temas favoritos en ese campo, esta nuestra desgraciada guerra " incivil ".


Rebuscando en aquellos tristes hechos, cargados de de furia, locura, odio y crueldad, a veces sorprende el encontrarse con comportamientos individuales cargados de humanidad y corrección en el comportamiento con el adversario, el enemigo.  Un poco de luz en medio de tanta oscuridad


Os dejo un enlace con la página oficial de Arturo Perez Reverte. Días atrás, publicó un artículo bastante interesesante sobre uno de estos héroes anónimos, que con su comportamiento caballeresco, mitigaron un poco toda la carga de odio y crueldad desbordada en aquellos aciagos días.


Tan solo os pido que echéis un vistazo a las dos fotografías de los buques que protagonizan una parte de esta historia antes de empezar a leerla. Contemplarlas, ayuda a comprenderla un poco mejor. 


               http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/658/un-marino-decente/

martes, 17 de enero de 2012

EINSTEIN Y EL INFINITO

            El crucero "Costa Concordia", escorándose frente al puerto de la isla de Giglio.




                                  
                                                    "Peces de ciudad", Ana Belén


Amigos, os estareis preguntando que demonios tienen que ver Einstein, el infinito y el naufragio del crucero Costa Concordia.


Pues bien, Albert Einstein dijo en una ocasión :


" Solo hay dos cosas ilimitadas, el universo y la estupidez humana, y de la primera, no estoy seguro".


Ahora sabemos que nuestro universo, a pesár de su tamaño, tiene limites. Los instrumentos de observación puestos en órbita por la NASA y otras agencias espaciales, han detectado los ecos de la gran explosión, el "big bang" todavía expandiéndose en la distancia CASI infinita.


El viejo sabio no se equivocó, el universo es finito, y en cambio la estupidez humana, es inagotable.


El pasado viernes, a las 21,45 hora locál, el crucero Costa Concordia embarrancó primero, y naufragó después frente a la costa de la isla de Giglio, Italia.


Lo primero que nos pasó por el pensamiento a todos aquellos que tenemos alguna noción sobre náutica y navegación fue : ¿ que narices hacia un crucero de ese tamaño en plena travesía tan cerca de la costa ?. ¿ Había algún temporal en la zona ?. ¿ Sufrió el buque alguna avería en las maquinas y acabó encallando en las rocas arrastrado por la marea ?


Durante las horas posteriores al desastre, esas eran las pregunta clave. Ahora, a medida que avanza la investigación de las autoridades italianas, la respuesta es, el desastre fue causado por un " saluto a la mamma".


Parece ser que el capitán del crucero, Francesco Schettino, decidió desviarse de la ruta prevista para acercarse bastante a la isla de Giglio para practicar un "salutone", que no es otra cosa que navegar lo mas cerca posible de la isla, para hacer sonar ruidosamente las sirenas del buque en el punto de máxima proximidad. 


El "maitre" del buque, Antonello Tievoli,es vecino de dicha isla, y la aproximación fatal a la costa consistía en la "gracia" de saludar a parientes y vecinos de la manera que he mencionado en el párrafo anterior, a golpe de potentes sirenas, con la connivencia del capitán.


El calado ( la parte sumergida del casco ) del Concordia es de unos ocho metros y medio, lo que condiciona las maniobras en aguas de poca profundidad, y el buque, tropezó con unos escollos sumergidos próximos a la isla, bien conocidos por los navegantes y los pescadores de la zona. 
En contra de las declaraciones iniciales de la tripulación, estos escollos están perfectamente indicados en todas las cartas de navegación.


La gestión del accidente por parte del citado "capitán" también fue desastrosa. Desapareció del buque en los primeros momentos tras el embarrancamiento, sin supervisar la maniobra de abandono del buque por el pasaje y el resto de la tripulación, llegando en su irresponsabilidad a intentar engañar al capitán del puerto de Giglia, afirmando a través de su radio que seguía a bordo del barco, cuando realmente estaba contemplando el triste espectáculo desde tierra.


Los buques modernos, en tecnología están a años-luz de los que yo tripulé hace treinta años en la Armada Española. Ni soñar con un ordenador por entonces. El receptor de GPS tenia el tamaño de un armario, y imprimía nuestra posición en los mapas en,  ¡¡ papel térmico !!. El que yo utilizo actualmente en mi automóvil, tiene el tamaño de un paquete de cigarrillos, y muchas mas funciones que aquél.


Calculábamos nuestra posición mediante distancias y demoras tomadas con el radar de superficie, trasladándolas a una carta de navegación con ayuda de una regla, un pantografo  y un lápiz, con una precisión de 10-20 metros ( dependiendo de si el lápiz estaba bien afilado ). En medio minuto, conocíamos perfectamente nuestra posición con respecto a la costa. Y cuando navegábamos por alguna zona complicada, toda la tripulación del puente de mando estaba muy, muy atenta.


En los barcos modernos, perfectamente pertrechados con ordenadores y sistemas informáticos, un solo tripulante, el piloto, puede controlar el rumbo del buque con la punta de los dedos, y de reojo, controlar la posición del mismo en una pantalla de ordenador, con una carta de posición electrónica.


Unas ayudas tecnológicas de ensueño en mi época de marino, pero que en manos de un idiota, son absolutamente inútiles.


Otra cosa es la composición de la tripulación de estos cruceros de la categoría de oficial para abajo. Estos tripulantes han sido contratados  con condiciones salariales muy humildes. Proceden de países del tercer mundo, y casi toda la capacitación profesional que se les exige es el dominio del inglés hablado, que es la lengua franca de las marinas internacionales.


 Controlar la evacuación de una multitud de 3.000 ó 4.000 pasajeros, exige una preparación y un entrenamiento que estas dotaciones NO TIENEN. Las escenas de pánico en la evacuación del Concordia, y la falta de contról de la situación por parte de los tripulantes, era INEVITABLE. La totalidad de los fallecidos en este trágico e idiota accidente, pueden achacarse al pánico y a la desorganizacion.


Seria aconsejable que las navieras dedicadas al negocio de los cruceros, tomasen buena nota de este último punto. Honradamente, me parecen muy pocas una treintena de victimas entre un pasaje tan numeroso, teniendo en cuenta todas estas circunstancias.


Y da rabia y algo de pena, que un sector económico en auge, como el del turismo de cruceros, se vea afectado por un episodio de estupidez e incompetencia como este.


Estamos viviendo estos días el centenario del hundimiento del  "Titanic". Otra historia de "estupidez marítima"  de sobras conocida. La historia, siempre se repite.


                                     " Tu que dispones de viento y mar,  haces la calma
                                        y la tempestad, ten de nosotros, Señor, piedad "
                                        ( Oracion de los Caidos, Armada Española )


                                      " Y de los insensatos, libranos Señor "
                                        ( Esto lo añado yo )